Publicado 27/06/2022 12:37

FAMP defiende las políticas transversales de género para combatir la desigualdad desde la administración local

La FAMP, en el curso 'Transversalidad de género en las políticas públicas locales' en Carmona.
La FAMP, en el curso 'Transversalidad de género en las políticas públicas locales' en Carmona. - FAMP

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias ha defendido este lunes las políticas transversales de género para combatir la desigualdad desde la administración local.

Así lo ha señalado la presidenta de la Comisión de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y alcaldesa de El Bosque (Cádiz), Pilar García Carrasco, que, junto a la delegada del Rector para la Igualdad de Género de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Mónica Domínguez Serrano, y la directora general de Igualdad del Ayuntamiento de Sevilla, Teresa García, ha inaugurado el curso denominado 'Transversalidad de género en las políticas públicas locales' que se celebra en la XX edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona (Sevilla).

En este arranque de los vigésimos cursos de verano se ha puesto de manifiesto la transversalidad de género que siguen poniendo de relieve que las desigualdades entre mujeres y hombres "son un déficit democrático, y, por lo tanto, un problema político- público y de responsabilidad de toda la sociedad, poniendo en primer plano, además, la responsabilidad que las instituciones públicas tienen en el avance o retroceso de la igualdad de mujeres y hombres."

García Carrasco ha subrayado que "los Gobiernos locales han sido pioneros" en la puesta en marcha de las medidas que consolidan el derecho a la igualdad. "Sin competencias que nos obligaran a ello, pero las entidades locales, desde la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos, se hicieron eco de las reivindicaciones de las mujeres y pusieron en marcha servicios y apoyos públicos para mejorar la calidad de vida de sus vecinas, hasta el punto de que en la actualidad no existe ayuntamiento o diputación que no tenga en su estructura de gobierno áreas u organismos específicos de igualdad dedicados a la incorporación del enfoque de género en todas las políticas locales".

En este aspecto, ha señalado que cuando una administración local toma la decisión de impulsar su propia política de igualdad "es necesario llevar a cabo los principios constitucionales de igualdad y no discriminación" que está recogido en todas las normativas legales, pero, a pesar de todo, la realidad aún deja mucho que desear.

"Mujeres y hombres, iguales ante la ley, siguen teniendo diferentes oportunidades en su vida laboral. Social y familiar, con comportamientos y roles no sólo desiguales, sino injustos".

La presidenta de la Comisión y alcaldesa de El Bosque ha advertido de que tras la aprobación de la Ley Orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres "todas las administraciones públicas tienen la obligación de trabajar con perspectiva de género. Sin embargo, los diferentes estudios que se han realizado para evaluar
la implementación de la transversalidad de género han puesto en evidencia la existencia de resistencias institucionales y resistencias individuales".

Por su parte, la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela, ha reivindicado que "se sumen voluntades para luchar contra las desigualdades que aún son patentes como es el caso de las altas tasas de paro femenino en comparación con las del paro masculino, y se apueste por medidas de conciliación que favorezcan a las mujeres".

En este sentido, ha argumentado que "la transversalidad de la perspectiva de género" tiene que ver con la reorganización, la mejora, el desarrollo y la evaluación de las políticas públicas de manera que sea incluida en todos los niveles y etapas incluyendo a las personas que toman decisiones.

Muela ha matizado que "esta transversalidad es un principio fundamental para la consecución de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. La puesta en práctica de este principio en la política pública es un reto y un compromiso que exige una formación especializada. Por eso, desde la FAMP apostamos por esta transversalidad que debe llegar a todos los municipios andaluces".

Finalmente, puso de relieve el menor número de mujeres respecto al de hombres en espacios de influencia y toma de decisiones en empresas, Administración Pública, en el ámbito sindical y político. Para ello, ha apelado a "trabajar en políticas transversales de género y conocer las herramientas que permitan derribar esa brecha entre hombres y mujeres, entre niños y niñas y desde las administraciones públicas que deben dar
ejemplo; pero también desde las familias y la escuela", ha concluido Muela.