Gines (Sevilla) licita las obras para finalizar la conversión de la Hacienda Santo Ángel en Casa Consistorial

Publicado 27/10/2018 11:18:47CET

SEVILLA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento del municipio sevillano de Gines ha sacado a licitación las obras con las que prevé terminar la rehabilitación y adaptación de la Hacienda del Santo Ángel como nueva Casa Consistorial.

Según la memoria del proyecto, recogido por Europa Press, se cuenta con un presupuesto base superior a los 365.000 euros para finalizar la rehabilitación y adecuación de estas instalaciones, que se encontraban "muy deterioradas con el paso de los años" y donde se instalarán la Casa Consistorial y lugar de encuentro cultural y social para los vecinos.

Tal como se destaca, con ese objetivo el Ayuntamiento ha procedido en los últimos a la realización de diferentes actuaciones de reconstrucción que han "respetado al máximo" la fisonomía de este inmueble, que se encuentra catalogado y protegido. Esta última intervención prevista será "más intensa" que las anteriores para poder poner en funcionamiento las instalaciones.

El Ayuntamiento detalla que para obtener la financiación necesaria para su desarrollo se ha procedido a tramitar el expediente de enajenación de la finca Marchalomar, a través de una subasta pública, vendiéndose a la mejor oferta económica presentada de 460.002 euros, sin incluir el IVA.

Las primeras actuaciones se iniciaron en 2012, cuando comenzaron las obras de adecuación de la nave del molino de la hacienda para Museo del Aceite, mientras que ya en octubre de 2013 se adecuaron los jardines, el patio de labor, los muros de cerramiento y las puertas de cerrajería y se arregló el empedrado, que se encontraba hundido en algunos puntos.

Más tarde, en 2014, gracias a la obtención de financiación de los anticipos reintegrables de la Diputación de Sevilla, se pudieron acometer trabajos para la rehabilitación del edificio de la hacienda. Estos consistieron en la consolidación de la estructura y en tareas de pintura y albañilería tanto en la nave del molino, como en el señorío y en la antigua vivienda del capataz.

A finales de ese año, se adecuaron las cocheras y también se actuó en la zona de los jardines, donde se acondicionaron los senderos, se renovó la pavimentación y se preparó la zona para la futura introducción del riego y electricidad.

Posteriormente, se ejecutó en 2015 la consolidación estructural de la hacienda, se inició la rehabilitación de la parte alta de la zona de jardines y se instaló una fuente central, para terminar en 2016 arrancando con las actuaciones de rehabilitación del señorío.