Actualizado 04/07/2015 18:27

El Gobierno de Alcalá de Guadaíra convencido del respaldo social y político de su propuestas de ayuda al IBI

Las subvenciones son de 90 y 60 euros y, en muchos casos, suponen el 50 por ciento de la cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Gobierno municipal se ha mostrado convencido del respaldo social y político que encontrará en su propuesta a pleno municipal para las ayudas a gastos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de la vivienda habitual, medida que tiene como objetivo ayudar a los ciudadanos con escasos niveles de renta y para la que el Consistorio destinará 1,2 millones de euros llegando así a unas 15.500 viviendas habituales.

El delegado de Hacienda en el Ayuntamiento, Salvador Escudero, ha destacado el valor que tiene esta propuesta para la ciudad y "para aliviar la economía de familias con menos recursos". "De hecho", añade, "ha obtenido muy buenas respuestas después de ser presentada a algunos colectivos sociales de Alcalá".

"Esperamos y creemos que habrá respaldo político para poner en funcionamiento una acción de estas características, pues de lo que se trata es de ayudar los más desfavorecidos y de equilibrar la balanza provocada por la crisis a los ciudadanos alcalareños", dijo Escudero.

El Ayuntamiento entendiende por tanto, que "los ciudadanos en situaciones más desfavorecidas son los desempleados inscritos en el SAE, menores de 30 años, familias monoparentales con hijos menores, familias con discapacitados en su unidad familiar, pensionistas y víctimas de violencia de género", ha añadido el edil socialista.

Con la aprobación de la misma se beneficiarán más de 15.000 familias de Alcalá. Dichas subvenciones, que se concederán a los propietarios de una vivienda habitual, serán de 60 y 90 euros, suponiendo en muchos de los casos hasta el 50 por ciento de la cuota de este impuesto.

El responsable municipal ha incidido en que no se trata de una bonificación al IBI, sino de una ayuda de carácter social, "por lo que el ciudadano deberá solicitarla por escrito y se concederá a aquellas personas que son propietarias de su vivienda habitual y que pagan el IBI". Además de la situación y la renta de las familias, estas ayudas al pago del IBI se estructuran también en función del valor catastral de la vivienda.

La medida beneficiará con una ayuda de 90 euros a las familias con valores catastrales inferiores a 45.000 euros y a familias desfavorecidas con valores catastrales inferiores a 68.441euros y escasa renta. Las ayudas de 60 euros están previstas para aquellas personas cuya vivienda habitual tenga un valor catastral inferior a 76.000 euros, no superen los umbrales de renta de su situación familiar y no tengan derecho a la ayuda especial de 90 euros.

También podrán acceder a esta ayuda de 60 euros los propietarios de vivienda habitual con escasos recursos y cuya vivienda tenga un valor catastral superior a los 76.000 euros.

Escudero ha subrayado la importancia de una medida que "responde a la sensibilidad del equipo de Gobierno con las familias más desfavorecidas en tiempos como los actuales, de dificultad económica. Las ayudas confieren una mayor justicia social y económica en uno de los municipios más importantes de Andalucía".