Publicado 18/06/2020 10:49:05 +02:00CET

Licitadas obras urgentes en el monasterio fortificado de San Isidoro ante "derrumbes" en algunas de sus cubiertas

Sector del cerramiento exterior del monasterio derrumbado durante el estado de alarma
Sector del cerramiento exterior del monasterio derrumbado durante el estado de alarma - IU - Archivo

SEVILLA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha licitado por vía de urgencia y un presupuesto máximo de 570.423 euros, un contrato que incluye obras de conservación en la antigua almazara, el pósito, el almacén, las naves sur y este del claustro de los jerónimos y la torre del mismo, del monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 en Santiponce (Sevilla), declarado bien de interés cultural (BIC) y donde en agosto de 2016 fueron expoliados dos paños completos de azulejos.

La memoria del contrato, recogida por Europa Press, detalla que el objeto del mismo es, en concreto, "la redacción del proyecto de conservación y los servicios necesarios para las futuras obras de consolidación integral" de la antigua almazara, las naves del pósito y del almacén, las naves sur y este del claustro de los jerónimos y la torre de dicho claustro del mencionado enclave monumental, cuya titularidad comparten la Junta de Andalucía y la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, incluyendo la contratación "los trabajos necesarios de consolidación estructural de las mencionadas edificaciones, para garantizar su estabilidad".

Y es que los estudios acometidos con relación a la situación arquitectónica de estos espacios del recinto monumental han puesto de relieve "una serie de patologías que con el paso del tiempo han ido empeorando, llegando incluso a poner en riesgo la estabilidad de algunas" de estas edificaciones. "Dada la precaria situación en que se encuentran algunas de las edificaciones, se requieren con carácter de urgencia las actuaciones conducentes a la reparación y consolidación de las mismas", señala la memoria del contrato.

En el caso de la almazara, según la memoria, "las cubiertas están paulatinamente derrumbándose por la ruina y colapso de las pilastras de la arquería intermedia", mientras en el caso de las naves del pósito y del almacén "las cubiertas ya han sufrido derrumbes en las naves laterales" y el recinto de la nave sur del claustro de los jerónimos habría sufrido un "derrumbe parcial de su forjado de cubierta", entre otros aspectos.

Esta contratación, en cualquier caso, surge después de que recientemente, el monumento sufriese el desplome de un tramo de su cerramiento exterior, que según la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico como gestora de la parte visitable del enclave no pertenecía a la arquitectura histórica del monumento, sino que fue levantado "hace unas décadas para cegar una puerta de acceso".

SAN ISIDORO DEL CAMPO

El monasterio, para el que se reclama su restauración completa y mayor proyección, se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, si bien mediante un convenio de 1991, la Junta goza de los usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la citada casa nobiliaria.

Se trata, según la documentación recogida por Europa Press, de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos.

Este sector del monumento cuyos usos tiene cedidos la Casa Álvarez de Toledo y Mencos a la Junta se corresponde precisamente con la actual parte visitable del monumento, rehabilitada años atrás gracias a las inversiones de la Administración andaluza.

Pero en la anterior legislatura, el entonces Gobierno andaluz del PSOE estudiaba desligar a la Junta de la gestión de la zona del monasterio perteneciente a la fundación nobiliaria y restaurada para su apertura al público. Al respecto, el que fuera delegado territorial socialista de la Consejería de Cultura en Sevilla José Manuel Girela señalaba la "obsolescencia" jurídica del convenio firmado en 1991 entre ambas partes.

LAS OBLIGACIONES DE LA CASA ÁLVAREZ DE TOLEDO

Según Girela, la Ley Andaluza de Patrimonio Histórico, en vigor desde hace más de diez años, y la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, habrían dejado "obsoleto" el mencionado convenio de 1991, acusando además a la Casa Álvarez de Toledo de "incumplir" sus obligaciones en materia de conservación del monumento.

No obstante, los colectivos culturales de Santiponce recuerdan insistentemente que "el 80 por ciento del monasterio es propiedad de la Administración autonómica" y reclaman a la Junta que acometa la restauración de la parte del enclave cuya titularidad ostenta.

En ese sentido, el proyecto presupuestario de la Junta para 2020 contemplaba ya 334.000 euros para este monumento, especialmente para la recuperación de su cerca histórica, después de que la Asociación de Amigos del Monasterio de Santiponce criticase que los presupuestos autonómicos de 2019 no incluyesen "ningún tipo de ayuda económica para el mantenimiento y la rehabilitación" del recinto.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    La Reina Letizia elige Benidorm para lucir el vestido con el que nos enamoró en Mallorca el verano pasado

  2. 2

    Mila Ximénez se apoya en su amiga Chelo García Cortés en estos duros momentos

  3. 3

    Dark: ¿Quién es personaje de la cicatriz en el labio de la temporada 3?

  4. 4

    ¿Cómo ha cambiado la cepa actual del Covid-19 a nivel mundial? ¿Es más infecciosa?

  5. 5

    Interior concede beneficios penitenciarios al etarra que asesinó a Jiménez Becerril y su esposa