Publicado 18/03/2015 10:06CET

Maíllo dice que IU quiere "políticas, no sillones" y ve un "problema" que PSOE no quiera "políticas de izquierdas"

Antonio Maíllo
EUROPA PRESS/IULV-CA/Archivo

SEVILLA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de IULV-CA y candidato por esta formación a la Presidencia de la Junta, Antonio Maíllo, ha mantenido este miércoles que, ante posibles pactos postelectorales para conformar Gobierno en Andalucía, su formación quiere "políticas, no sillones" y ha añadido que "el problema" es que el PSOE "no está dispuesto a hacer políticas de izquierdas".

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, ha subrayado que el pacto de Gobierno entre PSOE e IU fue roto por la presidenta, Susana Díaz, para "no ejecutar políticas de izquierdas", que "son muy necesarias para Andalucía" y, por ello, cree que ahora "va a ser muy difícil" reeditar el acuerdo porque "nosotros somos la garantía de que haya esas políticas", ha añadido.

Maíllo ha señalado, sobre los resultados poco satisfactorios que les dan los sondeos, que las encuestas no son más que "encuestas" y ha expuesto que en anteriores ocasiones erraron y en ésta, "también se van a equivocar" porque somos un proyecto muy arraigado en Andalucía y con mucha fuerza.

PROYECTO "SIN MEDIAS TINTAS"

En ese sentido, ha ensalzado la "fuerza de la convicción" de su partido y ha dicho que en estos últimos días de campaña recorrerá las provincias que quedan. Además, ha señalado que desde el principio de la campaña ha estado "convencido" de que "cuántas más oportunidades se nos dieran para explicar el programa, más gente progresista y de izquierdas se nos iba a unir porque tenemos un proyecto sin medias tintas, con valentía".

Por otro lado ha dicho que si llega a la Presidencia de la Junta le dará "una vuelta como un calcetín" a la Consejería de Empleo, diversificará la Economía con un nuevo modelo productivo y, en definitiva, planteará un modelo de "profunda justicia social y de transformación para Andalucía" con el objetivo de "crear empleo estable y de calidad".

Por último, sobre la corrupción, ha recalcado que en este último Gobierno "no ha habido un caso de corrupción desde que está IU". "Es una obligación de los gobernantes y nosotros lo hemos hecho pero el PSOE no lo puede decir y aún tiene pendientes los casos de los ERE y los cursos de formación de otros gobiernos", ha señalado el candidato de IU.

Así las cosas, ha abogado por leyes de "contrapeso", es decir, que quien reciba una ayuda pública "se sienta vigilado" y sepa que la ayuda se evalúa para, en definitiva, "evitar que la gente tenga la tentación de meter la mano en la caja".

Para leer más