Actualizado 20/09/2010 22:08 CET

Más mediciones del ruido del metro y la autovía en la vaguada de San Juan y los vecinos mantienen sus quejas

El Ayuntamiento reclama una barrera arbórea y asfalto fonoabsorbente para la autovía

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), gobernado por Fernando Zamora (PSOE), ha contratado a la empresa 'Soceamb S.L.' para acometer una medición propia de los niveles de contaminación acústica detectados en la vaguada que separa la barriada de Virgen del Rocío y la urbanización Cornisa Azul, un entorno que soporta la infraestructura de la primera línea del metro y el trazado de la autovía A-8057. El Consistorio reclama al Gobierno andaluz atenuar el impacto sonoro de la carretera con asfalto fonoabsorbente y más arbolado en sus márgenes.

En un comunicado, el Ayuntamiento informa de que la empresa comenzará las mediciones esta misma semana merced al "compromiso" del alcalde, que había prometido la práctica de esta prueba tras ser conocidos los estudios de la Junta de Andalucía en cuanto a los niveles de contaminación acústica. Las mediciones de la sociedad Metro de Sevilla, realizadas el pasado mes de julio, ya están manos del Ayuntamiento "y de los propios vecinos afectados".

Según indicó Zamora durante el último pleno del Ayuntamiento, los niveles de ruido durante el día "están por debajo de los límites que permite la legislación, si bien, por la noche se superan esos límites". En cualquier caso, durante las horas en las que el ruido supera los límites "ya no funciona el metro, por lo que el exceso de contaminación acústica se atribuye al tráfico en la carretera A-8057", que une la autovía A-8058 con Mairena del Aljarafe a través de la vaguada de San Juan.

A tal efecto, el Ayuntamiento reclama a la Consejería de Obras Públicas y Transportes asfalto fonoabsorbente en este tramo de la autovía A-8057, así como una nueva barrera arbórea a la Consejería de Medio Ambiente para combatir el impacto sonoro.

La plataforma cívica creada en esta zona de San Juan de Aznalfarache por los vecinos afectados por el impacto sonoro, no obstante, ha negado a Europa Press que haya tenido acceso a los estudios de contaminación acústica promovidos por la sociedad gestora del metro, advirtiendo de que el reconocimiento de la superación de los niveles de ruido implica prueba un "incumplimiento de la legislación" relativa a protección acústica.

POR ENCIMA DE LO PERMITIDO

"Nosotros venimos denunciando el ruido conjunto que se emiten tanto el metro como la autovía. Nos consta, en base a las mediciones propias de Ferrocarriles de Andalucía de Mayo de 2010, que estos niveles de ruidos están por encima de los niveles permitidos también en horario de funcionamiento del metro", defiende un portavoz del colectivo antes de recordar que el Proyecto de Ejecución de la Línea 1 tenía previsto "y presupuestado" un túnel de carácter ignífugo y acústico en el tramo de acceso a la estación San Juan Alto, que transcurre paralelo a la barriada de Virgen del Rocío.

El colectivo reclama, así, que la velocidad del metro se reduzca a 30 kilómetros por hora en el tramo de la vaguada, una reducción de velocidad que también habría de ser extendida al tráfico rodado de la autovía A-8057, para cuyo trazado se solicita también pantallas fonoabsorbente y asfalta con las mismas propiedades. "Hasta la fecha, no existe verdadera voluntad desde las instituciones para arreglar el evidente problema de incumplimiento de la Legislación sobre contaminación acústica existente en la zona. Si realmente se llevan a cabo las actuaciones que se prometen, contarán por supuesto con nuestro apoyo. Sin embargo, todas las actuaciones que se han prometido hasta la fecha, desde el engrase de las ruedas o la reducción de la velocidad, se han dejado de realizar o no han funcionado", señala el colectivo.