Montero otorgará mayores atribuciones a los enfermeros que trabajan en las puertas de las urgencias hospitalarias

Actualizado 11/08/2010 13:31:55 CET
Actualizado 11/08/2010 13:31:55 CET

Para leer más

Montero otorgará mayores atribuciones a los enfermeros que trabajan en las puertas de las urgencias hospitalarias

Confía que los primeros resultados de esta experiencia piloto estén a la vuelta del verano

SEVILLA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha anunciado que su departamento está trabajando en un nuevo modelo asistencial para las puertas de urgencias de los centros hospitalarios, denominado 'Triaje Avanzado' y que posibilitará, entre otras nuevas atribuciones, el que los enfermeros puedan ahora incluso resolver directamente aquellas dolencias más banales que presentan muchos enfermos que llegan a las puertas de las urgencias.

En una entrevista concedida a Europa Press, Montero ha avanzado que este proyecto se está pilotando desde el pasado mes de julio en una decena de centros asistenciales de la comunidad y que, con el mismo, se pretende "agilizar" la atención urgente que se presta en estos dispositivos.

"Lo que vamos a hacer es que aquellos procesos que tengan una menor complejidad en términos sanitarios y que lleguen a las puertas de urgencias, se pueda resolver desde el propio triaje (método de clasificación y atención que se presenta a cada paciente en función de su dolencia) que hace la enfermería", ha explicado la responsable del ramo, quien, entre otras facultades, el enfermero podrá ahora darle a estos enfermos con dolencias menores "los resultados de sus pruebas, así como las recomendaciones que deben de seguir para mejorar su salud".

Montero ha aclarado que cuando un enfermo llega a la puerta de urgencias "siempre se hace un triaje y se valora la gravedad de su problema y dolencia", toda vez que ha puntualizado que este triaje en las puertas de urgencias "ya se estaba desarrollando en las puertas de urgencias y por parte de la enfermería, lo que pasa es que hasta ahora todos estos procesos acababan en la consulta del médico".

"Ahora lo que vamos a llevar a cabo es que las enfermeras puedan ser autorresolutivas en aquellas asistencias y tratamientos que ya tenemos protocolizados en forma de experiencia piloto", ha avanzado.

En concreto, ha precisado que el pilotaje ha comenzado ya en las puertas y puntos de urgencias de los hospitales de Ronda, La Axarquía y Virgen de la Victoria, en Málaga; Virgen Macarena y Virgen del Rocío, en Sevilla; Infanta Margarita de Cabra, en Córdoba; Hospital de La Línea, en Cádiz; y en los centros de salud que tienen puntos fijos de Urgencias de los distritos sanitarios Sevilla Norte, Jaén y Valle del Guadalquivir en Córdoba.

PRIMEROS RESULTADOS TRAS EL VERANO

La titular del ramo ha detallado que, pese a que esta experiencia piloto ya ha empezado "todavía no tenemos los primeros resultados". Así, ha subrayado que el pasado mes de junio comenzaron los trabajos preparatorios y que, a principios de julio, comenzó a ponerse en marcha.

"Creo que después del verano estaremos ya en condiciones de dar los primeros resultados de esta experiencia, tanto en los hospitales como en los centros de salud con puntos de urgencias", ha adelantado en su entrevista con Europa Press Montero, quien ha querido dejar claro en todo momento que esta experiencia se ha puesto en marcha "en coordinación con los propios equipos de médicos".

LOS PROCESOS BANALES, LOS QUE MÁS TARDAN

Según Montero, actualmente los procesos banales son los que más tiempo tardan en solucionarse en las puertas de urgencias, "precisamente porque no son dolencias que tengan que tratarse de forma urgente".

Por ello, ha concluido, "queremos que sean los enfermeros quienes puedan agilizar los tiempos para este tipo de pacientes, que así no tendrán que esperar en ocasiones horas para que un médico le vea una dolencia menor".

Para leer más