Actualizado 17/12/2013 21:46 CET

Organizaciones agrarias y cooperativas piden cautela ante el aforo de aceite de la Junta, que podría bajar por lluvias

SEVILLA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones agrarias UPA, COAG y Asaja en Andalucía, así como Faeca han llamado a la "cautela" tras conocer la primera estimación de aceite de oliva realizada por la Junta para la próxima campaña, ya que podría modificarse por causas climáticas.

Así, el secretario general de UPA-A, Agustín Rodríguez, ha matizado que, según los datos hechos públicos este lunes por la Junta sobre el aforo del olivar, habrá una producción de aceite similar a la de hace dos campañas, si bien ha señalado que habrá menos en el mercado ante en enlace inferior con el que se parte.

"Prácticamente tendremos la misma cosecha que en la campaña 2011-2012, sobre todo si cogemos el dato nacional, 1,6 millones de toneladas, pero sin embargo habrá menos aceite en el mercado. Hay que recordar que el stock de campaña entonces fue de 692.500 toneladas, mientras que en esta ocasión será de 302.663 toneladas", ha explicado.

Por ello, Rodríguez ha destacado que hace dos años, el aceite total disponible en el mercado superó los 2,1 millones de toneladas, mientras que para esta campaña se prevén 1,9 millones, de manera que se trata de "la misma cosecha, pero menos aceite en el mercado".

A su juicio, estas cifras demuestran que "la ley de la oferta y la demanda no funciona desde hace muchos años", de ahí que se haya mostrado "totalmente de acuerdo con la consejera en que hay que reforzar la oferta, por lo que hay que organizarla".

"La concentración de la oferta sigue siendo el camino más rápido para contrarrestar las políticas abusivas de la gran distribución, que van a ser los que decidirán los precios en el futuro inmediato, no obedeciendo a las cifras de aceite en el mercado, que serán menores que hace dos campañas, y sí a sus políticas comerciales con un producto que siguen utilizándolo como reclamo", ha afirmado.

Igualmente, el secretario general de UPA-A ha hecho hincapié en que "si continúa sin llover de aquí al inicio de la recogida de la aceituna, "este aforo podría sufrir una disminución del diez por ciento y la producción final claramente estará a la baja, tal y como dice el informe hecho público por la consejera".

"DEMASIADO OPTIMISTA", SEGÚN COAG-A

Por su parte, COAG-A considera que el aforo presentado es "demasiado optimista", ya que ofrece unos datos muy por encima de los que maneja la organización agraria y, en concreto, en Jaén, los análisis realizados por COAG en diversas explotaciones olivareras en las últimas semanas revelan un rendimiento medio industrial actual que oscila entre el nueve y el diez por ciento, cuando en temporadas anteriores estaba en torno al 14 por ciento.

Según las estimaciones de COAG-A, existe un importante retraso fenológico del fruto, debido a las abundantes lluvias de la primavera, que retrasaron la floración, y a la escasez de precipitaciones de este otoño. Si a esto se suma las previsibles bajas temperaturas propias del tiempo que viene, "parece muy poco probable que el rendimiento medio pueda alcanzar el 21 por ciento estimado, por lo que consideramos que la producción será inferior a la presentada en el aforo".

Con una cosecha de 6.241.631 toneladas de aceituna de almazara, COAG considera que la producción de aceite en Andalucía posiblemente esté en torno a las 1.150.000 toneladas, mientras que en el ámbito nacional, frente a las 1.611.026 toneladas de aceite que ha estimado la Consejería, COAG considera que la producción de aceite no llegará a las 1.400.000 toneladas.

Por eso, el responsable de aceite de oliva de COAG-A, Juan Luis Ávila, ha recomendado cautela a la hora de lanzar las previsiones. "España es pionera en transparencia y difusión de información relacionada con el sector, algo que no hace ninguno de los países que compiten con el nuestro en el mercado mundial", ha señalado Ávila, quien ha advertido de que el sector "no se puede permitir que el dar información termine perjudicando al sector".

ASAJA VE UNA PRUEBA PARA LA PAC

Por su parte, la organización agraria Asaja-Jaén ha invitado a "adoptar con cautela" las cifras estimadas por la Consejería del ramo tanto para Jaén como para Andalucía porque las incidencias meteorológicas aún pueden modificarlas.

Cambien o no, la organización insiste en que "vendrá una buena cosecha" y que ésta será una importante prueba para la nueva Política Agraria Común (PAC) y mecanismos que garantizan la rentabilidad del agricultor como es la actualización de los precios del almacenamiento privado, incluida en la normativa de la nueva Política Agraria Común.

Además, la organización espera que el sector pueda demostrar su capacidad de autorregulación y que organismos como el Tribunal de la Competencia cumplan con la ley y permitan, en el caso de la materia prima del aceite de oliva, que sean los productores los que lo regulen.

UN MOMENTO COMPLICADO, SEGÚN FAECA

Por su parte, desde Faeca, Rafael Sánchez de Puerta, ha expresado "cierta sorpresa" ante el aforo del Gobierno andaluz, ya que los datos que manejaban "no eran tan altos", si bien ha dejado claro su "respeto" a los técnicos, que "hasta ahora siempre han demostrado hacer un buen trabajo en este sentido".

En concreto, la federación tenía previsiones "inferiores" en Andalucía, con 100.000 toneladas menos de aceite de oliva que las planteadas por la Junta (1,3 millones de toneladas), al igual que en las estimadas para el resto del país, de modo que en lugar de unas 300.000, preveían "unas 230.000 toneladas".

Junto a ello, ha apuntado que el aforo llega en "un momento complicado", con un enlace entre campañas "bastante ajustado" con unas 300.000 toneladas, a las que deberán sumarse ya las de la nueva cosecha que, según ha añadido, parece que "viene retrasada" por la meteorología.

"Es una información que tendremos que saber gestionar, a ver si no nos influye más de lo que debiera en todo lo que es la gestión del mercado", ha recalcado Sánchez de Puerta, quien ha aludido al escenario diferente con respecto a la campaña 2012-13, corta y escasa, "pero con un enlace anormalmente alto de 700.000 toneladas" que "hizo que al final gran parte de la subida (de precios) que se esperaba tampoco se produjera".

Asimismo, ha instado a tener en cuenta la "caída importante de producción en muchos países de la cuenca mediterránea", como Grecia, Italia, Túnez y Turquía y aprovechando la "buena cosecha" tratar de "defender los precios". En esta línea, ha considerado "fundamental" continuar trabajando en la "integración de la oferta" con "grandes grupos de comercialización", así como la labor en el mercado internacional, además de tratar de recuperar "el mercado nacional y hacerlo crecer".