Actualizado 26/06/2014 19:24 CET

El Parlamento vuelve a pedir la retirada del anteproyecto de reforma del aborto

SEVILLA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -  

   El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado este jueves, con el apoyo de IULV-CA y el rechazo del PP-A a una proposición no de ley presentada por los socialistas, que la Cámara andaluza vuelva a instar a la Junta a demandar al Gobierno central a retirar inmediatamente el anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada.

   No obstante, se ha rechazado con el voto en contra de PP-A y de IULV-CA el segundo punto de la iniciativa en el que se reclamaba que, en el supuesto de continuar con la tramitación de la misma, la Junta demande al Gobierno que el citado texto se lleve a cabo con el mayor respeto y transparencia y, por tanto, "abandone las prácticas oscurantistas en la tramitación, atienda las recomendaciones de la comunidad científica en esta materia y remita el anteproyecto al Consejo de Estado y otros organismos de Participación de la Mujer".

   IULV-CA había presentado una enmienda de sustitución a este punto, no aceptada por el PSOE-A, en la que se demandaba que la Junta denunciara este proyecto de ley ante el Parlamento Europeo; que se posicionara a favor de cualquier reforma encaminada a ampliar los derechos fundamentales y específicos de las mujeres, de forma que las mujeres puedan decidir libremente si son madres; y que la Comunidad no permitiera la pérdida de derechos y libertades de las mujeres, comprometiéndose a que la interrupción del embarazo pueda realizarse con todas las garantías de en Andalucía.

   En defensa de la iniciativa, la diputada del PSOE-A Verónica Pérez ha indicado que si esa norma se aprueba, "supondrá el mayor retroceso en materia de derechos reproductivos y un atentado directo a la libertad de las mujeres y a su derecho de decidir libre y responsablemente sobre su maternidad, vulnerando la dignidad de las mujeres".

   Ha recordado que la sociedad española ha mostrado explícita y mayoritariamente su rechazo ante esta propuesta del Gobierno y no entiende "este cambio hacia atrás", al tiempo que ha criticado que durante la pasada campaña de las elecciones europeas el Gobierno de la Nación "silenció el debate sobre este anteproyecto y, una vez finalizadas las mismas, vuelve a la carga y pretende que no se debata con transparencia y rigor".

   "El Gobierno ni está respetando los tiempos ni las formas ni tampoco los informes que está recibiendo en contra de dicho anteproyecto, mientras que tampoco está respetando la voz de las organizaciones médicas ni los datos de las personas expertas y menos aún las de las organizaciones de mujeres", según Pérez, para quien el anteproyecto está elaborado "de espaldas a la ciudadanía en general, y de las mujeres en particular".

PP-A VE "UNA BARBARIDAD" QUE SE "MATE AL PROPIO HIJO"

   Por su parte, la diputada del PP-A Esperanza Oña ha asegurado que la posición de su partido es "la de siempre" y ha recordado que diez millones de españoles votaron al PP en las pasadas elecciones generales cuando este partido llevaba en su programa electoral la reforma de la ley del aborto. "Dicen que todo el mundo está en contra de esta ley y no es así", ha añadido.

   Tras destacar que eran muchos los socialistas que "a escondidas" tildaban de "disparate" que las menores pudieran abortar sin el consentimiento de sus padres, tal y como se recogía en la ley aprobada durante el gobierno de Rodríguez Zapatero, Oña ha criticado que se intente "cercenar" los derechos del no nacido. "No es un derecho humano abortar y sí el derecho a la vida", ha apuntado.

   La diputada del PP-A, que ha considerado una "barbaridad" que se "mate al propio hijo" y que se defienda "el aborto libre, la barra libre, dos mejor que uno...", ha indicado que las mujeres son algo más que abortar libremente. Además, ha subrayado que "ya está bien de tanto eslogan frívolo y ordinario como el de 'Nosotras parimos, nosotras decidimos".

IULV-CA DENUNCIA EL "ESPÍRITU REACCIONARIO Y PATRIARCAL" DEL PP

   Finalmente, la diputada de IULV-CA Alba Doblas ha querido dejar claro que su formación no acepta la ingerencias de la comunidad científica ni del Consejo de Estado y que "no cambia en nada en absoluto el espíritu reaccionario y patriarcal" de este proyecto de ley, el hecho de se permita abortar en caso de malformación del feto.

   Ha criticado que el Gobierno haya "abierto la mano un poquito para que así se diga: virgencita que me quede como estoy porque podía ser peor". "Qué vergüenza utilizar tanto dolor en una argucia política", ha destacado Doblas, quien ha defendido que 'Nosotras parimos, nosotras decidimos'.