La plantilla de la escuela de jardinería Romero Murube desconvoca la huelga y prepara el "cierre"

Actualizado 17/06/2014 17:34:35 CET

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La plantilla de la escuela de jardinería Joaquín Romero Murube, un centro de enseñanza reglada instalado en el antiguo pabellón de la Compañía Nacional de Telefónica de la exposición iberoamericana de 1929 y dependiente de la Fundación Forja XXI, ha acordado este martes desconvocar la huelga indefinida que protagonizaban los trabajadores y garantizar la "evaluación final de alumnado" dado el "cierre" de la institución. La Fundación, inmersa en un expediente de regulación de empleo (ERE), prevé hacer efectivo el 30 de junio el despido de estos trabajadores que esperan aún el pago de unas diez pagas.

En un comunicado, José Manuel Rodríguez Pérez, director de la escuela, informa de que los trabajadores han acordado este miércoles "asegurar toda la evaluación final del alumnado", desconvocado el miércoles de la semana próxima el paro técnico pero manteniendo hasta el sábado el encierro emprendido en las instalaciones como muestra de la "indignación" de la plantilla de la institución. Y es que los trabajadores sufren el "vergonzoso" impago de diez pagas y media, siete meses y medio, dos pagas extraordinarias y uno o dos meses de vacaciones, según se trate".

Igualmente, el 27 de junio se celebrará la entregas de diplomas y distinciones al alumnado y "actividades diversas de despedida", porque el día 30, la jornada en la que se hacen efectivos los despidos promovidos por la Fundación Forja XXI, se celebrará una reunión con motivo del "cierre". Los trabajadores, además, han invitado a la Sociedad Mediterránea para el Paisajismo, la Educación y el Empleo para que, de la mano del Ayuntamiento, los voluntarios de esta organización se encarguen del "mantenimiento del frágil y valioso patrimonio vegetal de la escuela y del Parque Blancanieves" pare evitar su "expolio y abandono".

El director de la escuela de jardinería, recordémoslo, había propuesto que ante la debacle económica que sufre la Fundación Forja XXI, promotora de la institución, el Ayuntamiento y la Diputación asumiesen a corto plazo la financiación del centro al contar con presencia en su patronato. Señalaba Rodríguez que al funcionar con subvenciones autonómicas, las administraciones podían asumir el control de la escuela de jardinería, que afronta su cierre el próximo 30 de junio.