Actualizado 28/05/2013 20:13 CET

El presidente de Azvi niega haber hecho pagos al PP aunque admite que conocía a Arenas

 Manuel Contreras Caro, Presidente Del Grupo Azvi
EUROPA PRESS

Manuel Contreras reconoce que su empresa patrocinó actos y foros a los que acudían líderes políticos

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Grupo Azvi, Manuel Contreras Caro, ha negado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz haber realizado pagos al Partido Popular (PP) aunque ha admitido que conocía al expresidente de la formación en Andalucía, Javier Arenas, informaron fuentes jurídicas presentes en la declaración.

Contreras Caro, que ha declarado durante apenas diez minutos como imputado en la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad B del Partido Popular (PP) atribuida a su extesorero Luis Bárcenas, ha señalado que su empresa únicamente ha patrocinado algunos foros y actos a los que acudían líderes políticos.

Durante el interrogatorio, el empresario ha contestado a las preguntas que le han formulado el juez Ruz y el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral y se ha negado a responder a las acusaciones populares personadas en la causa, que ejercen, entre otros cargos, Izquierda Unida (IU) y el Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE).

Los responsables del Grupo Azvi, los hermanos Manuel y Guillermo Contreras Ramos, entregaron al PP un total de 858.000 euros, según consta en los denominados 'papeles de Bárcenas' que investiga el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5.

La empresa, en concreto, recibió entre 2002 y 2011 un total de 802 contratos con un volumen de adjudicación de 2.193,66 millones de euros, de los cuales 21 por un montante de 343 millones de euros correspondían a gobiernos 'populares', según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía que obra en la causa.

CONTABILIDAD B

El juez Ruz, que investiga la supuesta contabilidad B del PP en una pieza separada del 'caso Gürtel', interroga esta semana a nueve donantes que aparecen en los papeles, entre ellos ocho constructores y el presunto número dos de la trama de Francisco Correa, Pablo Crespo.

Los donantes, según el citado informe de la UDEF, recibieron en conjunto más de 12.000 millones de euros entre los años 2001 y 2012 en contratos adjudicados por administrciones gobernadas por el PP.