Actualizado 07/04/2011 20:47 CET

El preso común más antiguo de España ultima la petición de indulto al Gobierno por razones humanitarias

El preso más antiguo de España
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Miguel Montes Neiro, considerado el preso común más antiguo de España al llevar 35 años enlazando condenas sin delitos de sangre, está ya ultimando una petición de indulto al Gobierno por razones humanitarias derivadas de la mala salud del recluso, según adelantó a Europa Press el abogado Félix Angel Martín.

El Tribunal Supremo no pudo decidir esta semana si excarcelaba a Montes Neiro por falta de datos, aunque sí anuló el auto dictado por la Audiencia Provincial de Granada que rechazaba refundir sus penas y pidió otro "con la debida claridad".

En paralelo a la tramitación de los recursos judiciales, la defensa de Montes Neiro ha decidido acelerar la petición de indulto dada la precaria salud del recluso, que el 23 de abril cumplirá 61 años de edad y que en los últimos doce meses ha sido sometido a varias intervenciones quirúrgicas.

MÁS DE 48 AÑOS DE CUMPLIMIENTO

Según ha explicado el abogado, la petición de indulto se sustentará en razones humanitarias y por considerar superado el límite máximo de prisión preventiva. Según sus cuentas, a Montes Neiro habría que cumputarle 17.658 días de reclusión, que son más de 48 años.

Sin embargo, el último recuento de los tribunales situaba su salida de prisión en 2021 y de ahí que la defensa recurriese ante el Supremo. Esta misma semana, el Alto Tribunal dijo no poder resolver sobre el recuento de condenas al considerar que carecía de datos como las sentencias firmes cuyas penas se pretenden refundir, lo que habría permitido tener claro "si se trata de conductas delictivas que pudieran haberse enjuiciado en un solo proceso o que exceden del máximo de cumplimiento efectivo".

La Fiscalía se opuso a la acumulación de condenas aunque sí considera necesario que el tribunal sentenciador dictase un nuevo auto con los datos necesarios para valorar si las sentencias pendientes son acumulables y se resuelvan, si son de su competencia, las peticiones que allí plantee el penado. Por eso, el abogado de Montes Neiro tiene intención de entrevistarse este viernes con el fiscal de Granada para tratar de acelerar los trámites.

Pese a no tener delitos de sangre, Montes Neiro, natural de Granada, lleva desde 1976 sin acceder a la libertad, siquiera provisional. La dilatación de sus condenas se debe a sus intentos de fugas. El último de ellos, ocurrido en noviembre de 2009 en un permiso penitenciario para asistir al velatorio de su madre en Granada.