Sevilla.- Unos 300 sindicalistas de CC.OO cortan la avenida Menéndez y Pelayo en protesta por la condena de Tomares

Actualizado 02/02/2006 15:37:07 CET

El Ayuntamiento estudia emprender acciones legales contra el sindicato

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos 300 sindicalistas de CC.OO. de Sevilla cortaron hoy durante una media hora la Avenida Menéndez y Pelayo, a la altura de la Diputación Provincial, para protestar por la condena a cuatro miembros del sindicato en el Ayuntamiento de Tomares.

El corte se produjo sobre las 12.00 horas, cuando otro grupo de medio centenar levantó pancartas en el Salón de Plenos de Diputación con el lema 'Condenas a sindicalistas, no. Libertad de acción sindical, sí'.

En declaraciones a los periodistas tras abandonar la sesión plenaria el secretario provincial de CC.OO. Sevilla, Rafael Fernández Serra, explicó que la protesta es "una expresión democrática igual que la que hace más de un año terminó con una demanda y penas de cárcel para los sindicalistas en el Ayuntamiento de Tomares".

Fernández Serra reclamó al PSOE "un pronunciamiento contrario" a la sentencia y a la actitud de la alcaldesa de Tomares, Antonia Hierro, ya que consideró que "esto no puede volver a repetirse y comparó la situación con "el tipo de respuesta que daba el Tribunal de Orden Público de la época franquista".

"No entendemos que el PSOE arrope este tipo de actitudes", añadió el secretario provincial de CC.OO, quien apostó por "buscar un marco de entendimiento para que las relaciones laborales en el Consistorio de Tomares no estén en noche negra".

Con este objetivo, el sindicato ha iniciado una campaña "en barrios y pueblos", además de entregar una carta a la Ejecutiva Provincial del PSOE. "Si no hay respuesta en 15 ó 20 días suspenderemos las relaciones con el PSOE", dijo Fernández Serra.

ACCIONES LEGALES DESDE EL AYUNTAMIENTO

Por su parte, el Ayuntamiento de Tomares estudia la posibilidad de emprender acciones legales contra CC.OO. de Sevilla para "exigirle su responsabilidad civil por todas las denuncias falsas".

Según explico la primera teniente de alcalde del Consistorio aljarafeño, Manuela Trujillo, "las condenas vienen de las denuncias por brutalidad policial que interpusieron los propios sindicalistas", las cuales calificó de "falsas" porque "los que cometieron delitos fueron ellos".

Asimismo, acusó a los sindicalistas de desarrollar "una campaña violenta" contra los concejales del Ayunamiento y aseguró que "no nos han dejado ejercer nuestro cargo con normalidad".

Con respecto a la protesta protagonizada hoy en Diputación, consideró que se trata de "una pantomima" y destacó que "los concejales hemos sufrido lo que no se puede imaginar".