Sevilla.- Sucesos.- Dos obreros resultan heridos al hundirse parcialmente el forjador de un edificio de El Arenal

Actualizado 02/02/2006 16:17:32 CET

SEVILLA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos trabajadores, pertenecientes a la empresa Derribos Pavón y cuya identidad aún se desconoce, han resultado heridos en la tarde de hoy tras un hundimiento parcial del forjador de un edificio situado en la barriada de El Arenal de Sevilla.

Fuentes municipales informaron a Europa Press de que el inmueble sobre el que trabajaban los dos operarios en labores de derribo se encuentra ubicado en el número 24 de la calle Gamazo. En torno a las 12.00 horas, un forjador de una segunda planta en malas condiciones se desplomó, y con él los dos trabajadores, que quedaron heridos.

El servicio de emergencias sanitarias 061 recibió el aviso de llamada poco tiempo después, atendiendo a los trabajadores de múltiples contusiones, una posible fractura en un dedo de la mano y un traumatismo en la rodilla izquierda, respectivamente. Ambos fueron trasladados al centro médico Virgen Macarena de Sevilla.

Hasta el lugar de los hechos también se desplazaron efectivos del Cuerpo de Bomberos de Sevilla, así como miembros de la dirección facultativa de la empresa que llevaba a cabo las obras y técnicos de la Gerencia de Urbanismo, para averiguar posibles causas y circunstancias del siniestro.

Por otro lado, el sindicato CC.OO se personó en el lugar de los hechos y comprobó 'in situ' que las medidas de seguridad eran "nulas" en relación a algún tipo de sujeción o amarre de los trabajadores, "mientras realizan tareas tan peligrosas como el derribo de edificios antiguos y en unas malas condiciones de estructura", según el sindicato.

CC.OO., asimismo, destacó que a las 16.00 horas de hoy se tenía prevista una reunión con la dirección de la empresa para discutir sobre la específica peligrosidad de los trabajos de derribo, "algo que hasta el momento la empresa no estaba dispuesta a reconocer". Por último, concluyó declarando que el grupo sindical ha formulado la pertinente denuncia ante la Inspección de Trabajo.