29 de febrero de 2020
 
Publicado 13/02/2020 17:21:57CET

La UPO de Sevilla da los primeros pasos para incluir la perspectiva de género en sus presupuestos

Presentación en la UPO del informe 'Análisis de los presupuestos desde la perspectiva de género'.
Presentación en la UPO del informe 'Análisis de los presupuestos desde la perspectiva de género'. - UNIVERSIDAD PABLO OLAVIDE (UPO)

SEVILLA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) ha dado este jueves los primeros pasos para incluir la perspectiva de género en sus presupuestos y avanzar así en igualdad, con la presentación del informe 'Análisis de los presupuestos desde la perspectiva de género'.

De esta manera, según ha señalado en una nota, la UPO se convierte en la primera universidad pública andaluza en iniciar el proceso de Presupuestos con Enfoque de Género.

El acto ha estado presidido por la vicerrectora de Cultura y Compromiso Social de la UPO, Elodia Hernández León, y ha contado con las intervenciones de las profesoras del Departamento de Economía, Métodos Cuantitativos e Historia Económica Paula Rodríguez Modroño y Mónica Domínguez Serrano, autoras del estudio.

Este informe sobre los Presupuestos con Enfoque de Género (PEG), que se elabora en el marco del II Plan de Igualdad de la Universidad Pablo de Olavide (2017-2020), constituye la fase inicial hacia la evaluación de género, y trata de orientar las siguientes fases arrojando luz sobre las necesidades de avanzar en la igualdad de género en la UPO a todos los niveles, incluido el presupuestario.

Como indican las autoras de este estudio "con el diagnóstico realizado se ha pretendido poner de manifiesto que la financiación de la universidad no es neutra al género, y que la configuración que se dé a la plantilla tiene un impacto directo en los resultados financieros que, en ocasiones, presentan importantes sesgos en términos de igualdad".

Con este informe, la Universidad Pablo de Olavide comienza a abordar el reto de realización de unos presupuestos que materialicen el compromiso de esta institución por la igualdad entre hombres y mujeres. Así lo ha manifestado la vicerrectora Elodia Hernández León, quien indica que se trata de "un comienzo imprescindible en una institución universitaria que debe apostar por el conocimiento riguroso del contexto de partida para proponer mejoras", y añade que "con este estudio se evidencian las desigualdades que conocíamos parcialmente y despejan los posibles caminos que deben ser tomados para superarlas, en una tarea que es esencialmente transversal y
que necesita de la implicación de toda la comunidad universitaria".

DESARROLLO DEL INFORME

En primer lugar, las investigadoras han realizado un breve análisis de género del alumnado, principal beneficiario del presupuesto de la UPO. En este sentido, las mujeres representan el 57% del alumnado de grado y el 62% del alumnado de máster. Por facultades, el porcentaje de mujeres es mayoritario en las carreras propias de ciencias sociales y humanidades y, por el contrario, éste se ve reducido en las carreras relacionadas con el deporte y con las ingenierías.

A continuación, se ha realizado un análisis pormenorizado diferenciado del personal receptor de los grandes capítulos de gastos del presupuesto de la UPO, el Personal Docente e Investigador (PDI) y del Personal de Administración y Servicios (PAS), incluyendo un análisis de los órganos de dirección de la universidad. Así, el estudio pone de manifiesto cómo en la Universidad Pablo de Olavide se observa una clara segregación vertical pues, a medida que se va
ascendiendo en la escala de responsabilidades, la presencia masculina aumenta en detrimento de la femenina.

Además, el estudio presta atención de manera específica al personal investigador que desarrolla su actividad dentro del Área de Investigación.

PERSONAL DOCENTE E INVESTIGADOR

El PDI se encuentra dentro del equilibrio de género, con un Índice de Presencia Relativa de Hombres y Mujeres (Iprhm) de 0,86, aunque el porcentaje de hombres (57%) es superior al de mujeres. Dentro del Personal Docente e Investigador existe una mayor presencia de hombres entre el funcionariado (67%), mientras que, el personal en régimen laboral se aproxima más a la paridad entre ambos.

Asimismo, la presencia de hombres es mayoritaria en todos los organismos colegiados y se aleja de una composición paritaria y equilibrada, especialmente en la Junta Consultiva (Iprhm = 0,40) y en el Rectorado (Iprhm = 0,53).

En materia económica, el estudio indica que las mujeres PDI ganan más que los hombres en las retribuciones básicas, pero menos en las complementarias. De manera que, en total, en las retribuciones totales existe una pequeña brecha desfavorable a las mujeres (-0,21).

Además, en cuanto a los complementos por trienios, quinquenios docentes y sexenios de investigación, de media los hombres tienen una mayor acumulación de los tres tipos de complementos, pero la mayor distancia entre las medias de hombres y mujeres se produce en el caso de los sexenios. Las mujeres tienen de media 1,3 sexenios mientras que los hombres alcanzan los 2,1.

PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS

En referencia al PAS, todos los grupos profesionales que existen están feminizados, salvo el grupo III del personal laboral, en que el Iprhm es del 0,81. Existe una fuerte feminización también de la mayor parte de los niveles, acorde con la propia estructura del PAS en la UPO, observándose en la mayor parte de los niveles, IPRHM mayores a 1,2.

En lo que respecta a las retribuciones totales, únicamente los grupos A2 y C2, que se corresponde con los grupos intermedio y de menor nivel dentro del funcionariado, 86 respectivamente, presentan una brecha favorable a las mujeres (16,23% y 63,38% en las retribuciones totales, respectivamente).

El resto, presenta brechas salariales negativas, es decir, desfavorables a las trabajadoras. Haciendo hincapié en estas diferencias salariales, hay que enfatizar las que vienen de la mano de las retribuciones de los complementos, puesto que son las mayores,
siendo éstos los grandes generadores de brechas. "Este fenómeno no es exclusivo de la UPO, sino que está generalizado en el mercado de trabajo español, lo que implica una fuerte exigencia de análisis para su mejora", explican las investigadoras.

PRESUPUESTOS CON ENFOQUE DE GÉNERO

Los presupuestos con enfoque de género (PEG) pretenden analizar cualquier tipo de gasto público, o método de recaudación de fondos públicos, desagregándolo desde una perspectiva de género e identificando sus implicaciones e impactos para las mujeres comparándolas con las de los hombres.

En este sentido, estos análisis presupuestarios ayudan a romper con la arraigada supuesta neutralidad de los presupuestos en relación al género y tienen como objetivo inicial visibilizar los diferentes efectos e impactos que pueden tener las partidas presupuestarias sobre las situaciones de discriminación de género vigentes en la sociedad. Asimismo, pueden conllevar la puesta en marcha de medidas correctoras de las situaciones de discriminación detectadas así como la promoción de un uso más eficiente de los recursos públicos.

"De esta forma, el presupuesto de las instituciones públicas supone la materialización en medidas concretas de los compromisos y las prioridades políticas, de ahí la importancia de incorporar la perspectiva de género en el proceso presupuestario", afirman las autoras del estudio, quienes explican que "el hecho de que las decisiones y las políticas se implementen a través de los
presupuestos los convierte en un indicador de la voluntad y el compromiso en torno a la igualdad de género y nos permiten valorar en qué medida se está avanzado de manera efectiva hacia esa realidad".

Contador

Para leer más

Juan Marín

Juan Marín

Vicepresidente de la Junta de Andalucía

13/03/2020
Inés Arrimadas

Inés Arrimadas

Portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Congreso

13/03/2020

Patrocinado por