Villalobos, "preocupado" por la pérdida de más de 215 mil jornales ante la bajada de producción de la aceituna

Actualizado 08/12/2014 15:20:17 CET

En la provincia de Sevilla se prevén 26 millones de kilogramos menos de producción de aceite con respecto a la campaña anterior

SEVILLA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha mostrado su preocupación por los datos que ya son "fidedignos" con respecto a las pérdidas de jornales y la reducción de la producción de aceite en el conjunto de Andalucía y de Sevilla, en particular.

En la provincia de Sevilla se prevé la pérdida de 215.535 jornales y una producción de 80 millones de kilogramos de aceite, lo que supone una producción inferior de 26,3 millones de kilogramos con respecto a la campaña 2013-2014, que se saldó con la cifra de 106.356.800 kgr. En el conjunto de Andalucía, la cosecha de la aceituna de molino tendrá una reducción del 60 por ciento y se perderán unos siete millones de jornales, según se indica en una nota.

Para el mandatario provincial estos datos "nos confirman la crisis por la que puede entrar el sector y el gran daño que producirá en el empleo, y con ellos, las miles de familias afectadas". "Por tanto, no es un asunto que debamos saltarnos a la torera, es de vital importancia aportar soluciones porque si hay voluntad, las administraciones debemos marcarnos como eje prioritario de las políticas de empleo". "Por todo esto es importante --añade Villalobos-- que los jornales de los trabajos del Programa de Urgencia Municipal (PUM) computen para acceder al subsidio agrario".

Desde la Diputación "asumimos esta máxima, la refrendamos y nos ponemos a disposición de las administraciones competentes del Gobierno de España para que nos den vía libre y cuanto antes podamos tomar cartas en el asunto", ha manifestado Villalobos.

Asimismo, el presidente de la Diputación ha expresado que la pérdida de jornales de la aceituna (215.535) equivalen a la mitad de los jornales que el PFOEA genera cada año; unos 460.000. "Esto quiere decir mucho sobre el peso económico del sector de la aceituna, del empleo que aporta, y vuelve a poner sobre la mesa la idea de que el antiguo PER anual ordinario, sin recibir ningún extraordinario, es un 'colchón' muy pequeño para el mundo rural cuando en un año determinado las campañas o los productos agrícolas entran en crisis", ha aseverado.