Zoido subraya su papel de "gran mecenas" y "artífice" de la restauración de la primera obra de Velázquez

Actualizado 05/07/2015 9:51:48 CET

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha lamentado el fallecimiento del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, de quien ha destacado no sólo su trabajo "por el bien de España y la salud del sistema financiero español", sino su papel como gran mecenas cultural, siendo el "artífice" de la restauración de la obra 'La Educación de la Virgen' de Velázquez, propiedad de la Universidad de Yale y que se expondrá en la capital de Andalucía a partir de octubre.

Zoido ha realizado estas declaraciones durante su atención a los medios de comunicación en la Sala de Arte de la Ciudad Financiera de Madrid, después de que se desconvocara oficialmente el acto previsto por el fallecimiento de Botín.

En este marco, ha lamentado la muerte del banquero, quien "ha sufragado la mayor parte de recuperación de esta obra y que era el artífice fundamental de que este miércoles se estuviera reunido en torno a la recuperación del que es quizás el primer cuadro de Velázquez".

De este modo, ha trasladado a toda la familia y al equipo directivo del Banco Santander su "más sincera condolencia y el reconocimiento a toda la labor que ha hecho". Tras dar animo a la familia, apuesta por la "continuidad y estabilidad" del banco que "tanto tiempo presidió Botín por el bien de España y la salud del sistema financiero español" y ha esperado que la nueva presidencia siga colaborando con Sevilla con nuevos proyectos "para que cada día pueda haber más restauraciones y más exposiciones temporales".

"Ha sido el primer banquero, el primer banco, la primera institución financiera de España con vocación internacional, pero también con una amplia vocación por la cultura, encarnando compromisos de mecenazgo para restaurar obras importantísimas. Botín no sólo es muy importante desde el punto de vista financiero, sino un gran mecenas cultural", sentencia.

El primer edil hispalense ha lamentado que lo que se preveía como un "día de alegría se haya convertido en un día de tristeza" y recuerda que se ha firmado un convenio entre el Ayuntamiento, el Banco y la Universidad de Yale que ha permitido recuperar el cuadro y traerlo a Sevilla, "en el lugar donde se pintó, según los restos, que aparecen incluso dentro del propio material que se empleó en la obra, según indican los especialistas restauradores".

UNA OBRA QUE "TRASPASA FRONTERAS"

"Eran más de 50 los medios acreditados nacionales e internacionales a este acto de presentación, pero tenemos que comprender la situación y próximamente habrá que ver el cuadro y disfrutarlo en Sevilla, donde se expondrá por primera vez, y especialmente con el simposium que se va a desarrollar entre el 15 al 17 de octubre", agrega.

Por ultimo, ha subrayado que este modo de trabajar del Ayuntamiento se enmarca en la "estrategia realizada" desde su llegada al gobierno, con una "política en materia de cultura que traspasa las fronteras de Sevilla, de Andalucía y de España, como ocurre con esta obra".

La obra, que fue atribuida a Velázquez en 2010 como una de las primeras pinturas realizadas tras salir del obrador de su maestro, Francisco Pacheco, podrá verse en la Sala de Arte de la Ciudad Financiera hasta el 8 de octubre, tras lo que se trasladará a Sevilla, donde será expuesta hasta mediados de enero. El cuadro apareció en los sótanos de la Universidad y era desconocida, después de que fuera donada a la Yale University Art Gallery en 1925 por Henry Hotchkiss Townshend y Raynham Townshend, cuya familia poseía el cuadro, que estaba bastante deteriorado, desde hacía 40 años.