Cantabria, tercera comunidad con mayor tasa de muertes por tumores

Causas de mortalidad en Cantabria
INE
Publicado 19/12/2018 12:42:50CET

SANTANDER, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cantabria fue la tercera comunidad autónoma con mayor tasa estandarizada de muertes por tumores en 2017, al registrar 250,2 casos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La comunidad autónoma estuvo en 2016 a la cabeza nacional de muertes por tumores, con 277,1 casos por 100.000 habitantes, posición que en 2017 ocupa Asturias con 262,9 casos.

En total, Cantabria registró una tasa estandarizada de mortalidad --que representa la
mortalidad de la comunidad autónoma si todas ellas tuvieran la misma composición por edad-- de 812,35 casos por cada 100.000 habitantes, con 250,2 episodios vinculados a tumores, 215,7 vinculados al sistema circulatorio y 97,2 al respiratorio.

Así, Cantabria fue la tercera comunidad con mayor tasa de mortalidad por tumores el año pasado, al haberse reducido un 9,7% respecto a 2016, si bien siguen siendo la principal causa de la muerte en esta región. Son 14,6 casos más que la media española, que con 235,6 casos por 100.000 habitantes, supone la segunda causa de mortalidad del país, por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio, con 238,6 muertes.

Las enfermedades circulatorias fueron la segunda causa de muerte en Cantabria y además por debajo de la media, al registrarse 215,8 casos, el sexto valor más bajo por comunidades.

Las enfermedades del sistema respiratorio, que fueron la tercera causa de muerte en Cantabria en 2017 con 97,2 casos por cada 100.000 habitantes, tampoco superaron la media, que se situó en 100,1 casos.

Por otra parte, la tasa estandariza de mortalidad por enfermedades del sistema nervioso s ha situado en Cantabria en 51,2 casos por cada 100.000 habitantes, en línea con el conjunto del país (51,01).

En el año 2017 se produjeron en Cantabria un total de 5.958 defunciones, lo que supone un 0,37% más que en 2016, mientras la tasa estandarizada de fallecidos por cada 100.000 habitantes fue de 812,35, la sexta más baja del país (842,5 casos de media).

Según explica el INE, tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que "hay más defunciones por el efecto de la estructura de edad". Para corregirlo, se calculan las tasas estandarizadas, que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.

La mayoría de los fallecimientos por enfermedad contabilizados en la región obedecieron a distintos tumores, con un total de 1.683, un -7,5% menos que en 2016. Los tumores malignos de pulmón fueron los que más fallecidos ocasionados, un total de 356.

Las enfermedades del sistema circulatorio fueron causa de 1.636 muertes en Cantabria en 2017, destacando por casos las cerebrovasculares (440 casos); y las del sistema respiratorio contabilizaron 752 fallecimientos, la mayoría (150) por enfermedades crónicas.

Los trastornos mentales y del comportamiento fueron la causa de 584 muertes en Cantabria el año pasado; mientras que las enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos originaron 378 fallecimientos, de los que 201 corresponden a la Enfermedad de Alzehimer.

Las enfermedades del sistema digestivo provocaron 218 muertes; las del sistema genitourinario, 150; y las del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo, 81.

Además, se registraron 177 muertes por causas externas, como accidentes, incluidos los de tráfico (23 fallecidos), caídas (27), ahogamientos (45), envenenamientos (5) o suicidios, que, con 27 casos, se han reducido más de un 34% con respecto a 2016.

DATOS NACIONALES

Las muertes en España han aumentado un 3,4 por ciento en 2017, 242.523 defunciones, 13.912 más que en 2016, nuevamente las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa natural de muerte (263,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores (243,4) y de las enfermedades del sistema respiratorio (110,9).

Asimismo, fallecieron 214.236 hombres (un 2,5% más que en 2016) y 210.287 mujeres (un 4,3% más). Del total de fallecidos, el 96,3% de las defunciones se debieron a causas naturales, 408.686 personas, un 3,5% más que en 2016.

Un año más llama la atención las fallecimientos por causas no naturales, que aumentan con respecto al 2016 un 1,1 por ciento hasta los 15.837 fallecimientos por causas externas (169 fallecidos más). En este caso, el suicidio se mantuvo nuevamente como la primera causa de muerte externa, con 3.679 fallecimientos, un 3,1% más que en 2016 y vuelve a mostrar datos en alza.

Por detrás se situaron el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.116 muertes y un aumento del 14,1%) y las caídas accidentales (con 3.057 y un incremento del 1,3%). Les sigue los accidentes de tráfico, causa por la que fallecieron 1.943 personas, lo que supuso un 2,8% más que en 2016. Entre las personas que murieron por accidente de tráfico 406 fueron peatones (de ellos, el 51,7% tenían 70 o más años).

Por sexo, fallecieron por estas causas 9.923 hombres (un 1,2% más que en 2016) y 5.914 mujeres (un 0,9% más). En cuanto a las causas, en los hombres fueron el suicidio (con 2.718 fallecidos), las caídas accidentales (1.603) y los accidentes de tráfico (1.507). Y en las mujeres las caídas accidentales (1.454 fallecidas), el ahogamiento, sumersión y sofocación (1.450) y los suicidios (961).

Dentro de las causas naturales, siendo las enfermedades circulatorias las que más fallecimientos producen, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho, etc) volvieron a ocupar el primer lugar en número de defunciones con un incremento del 0,8% respecto al año anterior; seguidas de las cerebrovasculares, que descendieron un 0,7%. Por sexo, las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres, causando un 0,3% más de muertes que en 2016; mientras que entre las mujeres fueron las enfermedades cerebrovasculares (con una disminución del 1,2%).

Contador