Detenidos en el aeropuerto cuatro extranjeros que pretendían viajar con documentos falsos

Policía Nacional
POLICÍA NACIONAL
Publicado 18/12/2018 13:44:45CET

La Policía ha informado de que en las últimas semanas se vienen observando intentos de salidas en avión, con destino al Reino Unido

SANTANDER, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuatro varones extranjeros --dos albaneses, un georgiano y otro de origen magrebí-- han sido detenidos en los últimos días por la Policía Nacional en el aeropuerto Santander-Seve Ballesteros cuando pretendían viajar con documentos falsos.

El pasado miércoles, 12 de diciembre, agentes del Grupo Operativo de
Extranjeros de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria que realizaban labores de control fronterizo en el aeropuerto detectaron a dos ciudadanos extranjeros que portaban cartas de identidad "presuntamente falsas" con las que pretendían embarcar en el vuelo regular a Dublín.

Estas dos personas resultaron ser dos albaneses, G.J. y R.D., de 29 y 32 años, aunque portaban e intentaban viajar bajo identidad griega e italiana. Estos dos hombres habían adquirido los billetes para viajar a Dublín, utilizando identidades "falsas", según la Policía.

Ante los hechos, estos dos hombres fueron detenidos por un presunto delito de falsedad documental. Carecían de antecedentes y fueron
puestos a disposición judicial.

Cuatro días después, el domingo 16, agentes del mismo
grupo detectaron a dos ciudadanos, uno georgiano que portaba carta de
identidad eslovaca falsa y una persona de origen magrebí, que
portaba una carta de identidad francesa falsa.

El Cuerpo Nacional de Policía ha informado que en las últimas semanas se vienen observando intentos de salidas en avión, con destino al Reino Unido, de ciudadanos extranjeros que portan documentación falsa.

Ha señalado que los funcionarios de la Policía especializados en el servicio de guardia de frontera tienen una "amplia formación en la detección de documentos falsos de viaje, lo que está permitiendo la localización y detención de los implicados".

Según el CNP, estas personas suelen conseguir las documentaciones falsas, en España u otros países, a través de redes de inmigración ilegal y falsificación, por las que pagan altas cantidades de dinero.