Una gigante roja a 4.500 años luz rebosa de litio, elemento del Big Bang

Actualizado 06/08/2018 17:32:11 CET
Ilustración esquemática del nuevo hallazgo
NAOC

   MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El telescopio chino LAMOST ha revelado la estrella roja gigante con el componente más elevado conocido de litio, uno de los tres elementos sintetizados en el Big Bang, el origen del Universo.

   Con una abundancia de litio 3.000 veces más alta que las gigantes rojas normales, la nueva estrella está en la dirección de Ofiuco, lado norte del disco galáctico, a una distancia de 4.500 años luz de la Tierra. Su naturaleza entra en conflicto directamente con la predicción del modelo estándar de evolución estelar.

   Los hallazgos se realizaron con la ayuda del Telescopio Espectroscópico de Fibra Multiobjeto Large-Large Area (LAMOST), en el Observatorio Xinglong de NAOC en el norte de China. El telescopio puede observar unos 4.000 cuerpos celestes a la vez y ha contribuido enormemente al estudio de la estructura de la galaxia.

   El resultado del estudio fue publicado en línea en Nature Astronomy el 6 de agosto de 2018.

   El litio se considera uno de los tres elementos sintetizados en el Big Bang, junto con el hidrógeno y el helio. La abundancia de los tres elementos se consideró como la evidencia más fuerte del Big Bang. La evolución del litio ha sido ampliamente estudiada en la astrofísica moderna, pero solo algunas gigantes rojas ricas en litio se han descubierto en las últimas tres décadas. Esto hace que el estudio de litio sea notablemente desafiante.

   "El descubrimiento de esta estrella ha aumentado en gran medida el límite superior de la abundancia de litio observada, y proporciona una posible explicación para el caso extremadamente rico en litio", dijo el profesor ZHAO Gang, de la Academia de Ciencias de China.

   La información detallada de la estrella se obtuvo mediante una observación de seguimiento del telescopio Automated Planet Finder (APF) en el Observatorio Lick.

   Terminado en 2008 y con observaciones desde 2012, LAMOST ayudó a los científicos chinos con un catálogo final de aproximadamente 10 millones de espectros después de su encuesta regular de seis años, y culminó el banco de datos estelar más grande del mundo en junio pasado.