AEGC denuncia "despilfarro" de personal de seguridad y dinero público en los macrofestivales de verano

Publicado 09/08/2019 11:44:30CET
Un agente en el Medusa Sunbeach
Un agente en el Medusa SunbeachGC

VALÈNCIA/MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha denunciado este viernes, a través de un comunicado, el "despilfarro" de personal de seguridad y dinero público para dar cobertura a los diferentes macrofestivales y eventos culturales y deportivos privados que se celebran en distintos lugares de España durante el verano, como el Medusa Sunbeach Festival de Cullera (Valencia) o el Arenal de Borriana.

Así, para el Medusa Sunbeach Festival, que se celebra este fin de semana en Cullera (Valencia), la Comandancia ha destinado a más de 750 agentes que "aseguraran un evento privado dejando al resto de la demarcación desasistida".

Los 750 agentes proceden de unidades de seguridad ciudadana de los puestos cercanos al macro festival, de tráfico, del GRS, de Policía Judicial, helicópteros del Servicio Aéreo, Técnicos especialistas en Desactivación de Explosivos, Unidades caninas de explosivos y estupefacientes, Patrullas del Seprona, Servicio Marítimo y GEAS.

Para el Arenal Sound también se destinaron efectivos de GAR , GRS, Seguridad Ciudadana, PAFIF, USECIC, Escuadrón de caballería
PJ, Seprona, Gedex, Servicio Cinológico, Gati e intervención de armas
y Unidad Aérea. Mismos efectivos que se destinaron en julio para el FIB y en agosto para el Rototom Sunsplash.

Al respecto, la AEGC ha señalado que en este tipo de eventos prolifera el consumo de alcohol y drogas y se producen grandes aglomeraciones que concentran a decenas de miles de personas, por lo que la Guardia Civil debe montar dispositivos especiales para dar seguridad a estas "actividades lucrativas privadas".

"No se puede entender cómo teniendo la carencia de personal en estas zonas turísticas, que triplican o cuadriplican su población en verano, se puede detraer a agentes de los servicios ordinarios para ofrecer un servicio a coste cero a una empresa privada", ha criticado la asociación en nota de prensa, incidiendo en que esta práctica deja desguarnecidos a los municipios de los alrededores.

Desde AEGC se quejan también de la falta de medios de protección, ya que sus agentes acuden a este tipo de eventos "sin chalecos antibalas, sin porras extensibles y sin otro tipo de material de autoprotección y antidisturbios". Todo esto, teniendo que exponerse a "insultos y agresiones" porque los asistentes saben que las penas que les esperan son "simbólicas". "No somos autoridad", denuncian.

Así pues, este año se han desplegado cientos de agentes de seguridad pública por "tierra, mar y aire" para dar cobertura a las 200.000 personas que han participado en el Descenso Internacional del Sella, las más de 150.000 que han acudido al Dreambech Villaricos en Almería o las 45.000 que se han concentrado en la Fiesta del Xiringüelu celebrada en Pravia, una localidad asturiana de 8.000 habitantes.

En este último evento se produjeron "graves incidentes", que incluyeron agresiones y peleas, un desaparecido encontrado a más de sesenta kilómetros del lugar, toneladas de basura y 197 cápsulas aprehendidas del conocido como 'gas de la risa'.

Contador

Para leer más