Publicado 23/01/2014 18:07CET

Detenidos los cinco integrantes de un grupo relacionado con medio centenar de robos

Piezas de oro recuperadas en la operación Inima de la Guardia Civil
GC

ALICANTE, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han detenido en el marco de la operación 'Inima' a cinco ciudadanos de origen rumano como presuntos autores de hasta 50 robos con violencia e intimidación y hurtos cometidos en las provincias de Alicante, Murcia, León, La Coruña, Sevilla y Castellón. El operativo se llevó a cabo en los primeros días del mes de enero.

A mediados de 2013, la Benemérita comenzó a detectar una serie de hechos delictivos con un característico modus operandi y gran movilidad geográfica, con especial actividad en las provincias de Alicante, Valencia y Murcia, según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado.

Tras varios meses de trabajo los agentes pudieron identificar y localizar a los presuntos autores de los referidos delitos, procediéndose a la detención de cinco personas en su domicilio del barrio de las Mil viviendas de la ciudad de Alicante.

A los detenidos, dos mujeres y tres hombres, de nacionalidad rumana y edades comprendidas entre los 21 y los 36 años de edad, se les imputa la presunta comisión de los delitos de robo con violencia e intimidación y hurto.

MODUS OPERANDI

Los detenidos estaban en España con documentación de residentes y ejecutaban sus acciones delictivas en grupos de tres personas, principalmente mujeres, empleando para ello el procedimiento de 'carpeteros' y del 'abrazo', además de hurtos al descuido en supermercados, eligiendo para ellos siempre a personas de avanzada edad como sus víctimas principales.

Residentes en Alicante, los sujetos se desplazan diariamente a diferentes puntos de la provincia para desarrollar su actividad delictiva, si bien su carácter itinerante les llevó hasta otros puntos como Galicia, Madrid, Cataluña o Andalucía, destinos a los cuales acudían estacionalmente para cometer los robos. Antes de que pudieran ser localizados y relacionados con hechos delictivos, se desplazaban a otro lugar o regresaban a Alicante.

Los ahora arrestados actuaban en tríos, principalmente compuestos por mujeres, que eran transportadas por un varón, que a su vez ejercía el mando y vigilaba mientras cometían los delitos. En el caso de los hurtos en supermercados, sustraían productos o hurtaban a clientes, aprovechando cualquier descuido de éstos, mientras realizaban su compra o se disponían a pagar.

OPERACIÓN DRAGUTA

Según la Guardia Civil, si la situación se complicaba, no dudaban en emplear cuanta violencia fuese necesaria para alcanzar su objetivo. Algunas de las personas ahora detenidas, ya lo fueron en la fase de explotación de operación 'Draguta', desarrollada el pasado julio de 2013, y en la que desarticuló un grupo criminal que presuntamente también desarrollaban idéntica actividad delictiva.

Los detenidos, en unión de las diligencias instruidas, y efectos intervenidos, han sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Torrevieja (Alicante).

PIEZAS DE ORO

En el momento de la entrada y registro del domicilio, los detenidos trataron de deshacerse de una bolsa llena de joyas arrojándola por la ventana. La bolsa pudo ser recuperada y en ella se localizaron 40 piezas de oro, algunas de las cuales han sido directamente relacionadas con sustracciones denunciadas en Sevilla, Orihuela y Torrevieja.

Además, les fueron intervenidos tres vehículos, teléfonos móviles y aparatos electrónicos, presuntamente provenientes de los robos, así como documentación relativa a la asociación de discapacitados a la que decían pertenecer.

Los detenidos, supuestamente, también actuaban en supermercados y no dudaban en desplazarse por gran parte de la geografía española, habiendo sido relacionados con hechos ocurridos en las provincias de Alicante, Valencia, Castellón, Murcia, León, La Coruña y Sevilla.

Para leer más