29 de febrero de 2020
 
Actualizado 14/02/2020 21:37:36 CET

Andorra se mete en su primera semifinal tras fundir a un histórico Marcelinho

Walker machaca en el Andorra - Tenerife
Walker machaca en el Andorra - Tenerife - ACB PHOTO - Archivo

   MÁLAGA, 14 (del enviado especial de EUROPA PRESS, Guillermo Sáez)

   El MoraBanc Andorra se ha clasificado este viernes para la primera semifinal de su historia en la Copa del Rey tras batir al Iberostar Tenerife (85-87) en el Martín Carpena de Málaga, donde a un imperial Marcelinho Huertas (20 puntos, 12 asistencias) no le ha bastado con convertirse en el máximo asistente en la historia del torneo para evitar la eliminación canaria.

   Tras su debut copero en 1995 y la recordada eliminación de 2017 en Vitoria, en el histórico partido del campo atrás de Sergio Lllull, el Andorra por fin sumó su primera victoria en una Copa con el liderazgo de Dejan Todorovic (20 puntos) y Moussa Diagne (14) y tras un final de partido de infarto.

   Empezó fuerte el Tenerife con dos triples de salida (6-0), pero Marcelinho arrancaba algo extraviado y agobiado por Clevin Hannah, que provocaba tres pérdidas consecutivas del base. Pronto entró en calor el metrónomo brasileño, MVP de la reciente Copa Intercontinental, sabio como pocos en los días importantes. Y nuevo líder de asistencias en la historia de la Copa superando a Pablo Prigioni. Pero de nada sirvió al final.

   El inspirado de inicio fue Dejan Torovic, 13 puntos y 4/4 en tiros en el primer cuarto. El serbio disfrutó del estilo alegre de contraataque que propuso su equipo desde el inicio, diseñado por Ibon Navarro para castigar a rivales como Giorgi Shermadini, que empezaba a causar el daño habitual dentro.

   Ya con el Andorra por delante tras un parcial de 3-12 (21-26, min.10), Moussa Diagne cogió el testigo de Todorovic y minó a Shermadini con cuatro aciertos casi seguidos desde la media distancia. La fina muñeca del hispano-senegalés sacaba de punto a un Shermadini que trataba de devolver la pelea a la pintura en un bonito duelo de contrastes. Los del Principado sacaban rédito para alcanzar su máxima renta tras el descanso (44-54, min.22).

EL TENERIFE SE SUICIDA EN UN FINAL LOCO

   La puntería de Sasu Salin permitió al Iberostar abortar este primer intento de escapada (59-59), pero el Andorra volvió a estirarse en el marcador mientras su hinchada celebraba una noticia al menos igual de importante: la cuarta falta de Shermadini antes de acabar el tercer cuarto. Los canarios llegaban al último parcial heridos, pero vivos (62-70).

   Con el 'joven' Huertas (36 años) siempre a los mandos y Shermadini (19 puntos) de nuevo en pista, el equipo de Txus Vidorreta volteó el marcador con un parcial de 8-0 (78-77, min.37) e inauguró un final de encuentro dantesco. La tuvo Todorovic para rematar con 80-84 y un triple abierto que falló. Aún le quedaba sufrimiento a su equipo.

   La crueldad se cebó con Marcelinho, que marró dos jugadas en los últimos ocho segundos para que su equipo venciera y con 85-86 en el marcador. En la primera pisó la línea mientras botaba. Enmendó el error provocando una falta en ataque de Massenat, pero con 3,5 segundos y sacando de fondo bajo la canasta andorrana, el brasileño falló un pase a Konate que sentenció al equipo amarillo. Una Copa sin piedad.

FICHA TÉCNICA.

   --RESULTADO: IBEROSTAR TENERIFE, 85 - MORABANC ANDORRA, 87 (44-49, al descanso).

   --EQUIPOS.

   IBEROSTAR TENERIFE: Huertas (20), Salin (13), Konate (8), White (4) y Bogris (7) --quinteto inicial--; Shermadini (19), Yusta (9), Dani Díez (3), Gielo (-), Lundberg (2), López (-) y Guerra (-).

   MORABANC ANDORRA: Senglin (8), Massenat (11), Todorovic (20), Sy (4) y Diagne (14) --quinteto inicial--; Hannah (7), Musli (7), Walker (8), Pérez (4) y Llovet (4).

   --PARCIALES: 27-28, 17-21, 18-21 y 23-17.

   --ÁRBITROS: Hierrezuelo, Conde y Caballero. Eliminado Yusta (min.38) por faltas personales.

   --PABELLÓN: Martín Carpena. 8.736 espectadores.

Contador

Para leer más