Actualizado 12/01/2012 19:36 CET

Confirmado el 'Top 16' con dos grupos de ocho equipos y los nuevos horarios

BARCELONA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización de la Euroliga ha dado a conocer este jueves los detalles del nuevo sistema que regirá la competición a partir de la próxima temporada 2012-13, con las principales novedades de un 'Top 16' con dos únicos grupos de ocho equipos y los nuevos horarios.

El primer cambio está en la fase de clasificación, que se reducirá de 16 a 8 equipos que lucharán por una única plaza en la fase regular en un formato de torneo a partido único de cuartos de final, semifinales y final.

La fase regular se mantiene igual que hasta ahora, con cuatro grupos (A,B,C y D) de seis equipos y formato 'round-robin', en el que cada equipo se medirá en dos ocasiones al resto de integrantes del grupo hasta un total de diez partidos, con los cuatro mejores de cada uno con billete para el 'Top 16'.

Y, precisamente, es esta la fase que presenta más novedades. Por un lado, se reducen los grupos de cuatro a dos (E y F), que estarán formados por ocho equipos cada uno en vez de cuatro. Así, el número de partidos por grupo pasa de 6 a 14, más del doble.

Por otro lado, ya no se realizará el sorteo del 'Top 16' para encuadrar a cada clasificado en un grupo determinado, sino que habrá un sistema fijo para decidir cada uno de los dos grupos: En el grupo E estarán el primero y tercero de A y C y el segundo y cuarto de B y D; mientras que en el F estarán el primero y tercero de B y D y el segundo y cuarto de A y C.

Se mantiene, eso sí, que los cuatro primeros de cada grupo en el 'Top 16' serán los que pasen a los 'play-offs' (primeros contra cuartos y segundos contra terceros), que continuarán siendo series al mejor de cinco partidos y cuyos ganadores se meterán en la 'Final Four', que tampoco presenta cambios.

La otra gran novedad respecto a estas temporadas se debe al cambio de fechas de los partidos. Si hasta ahora los encuentros de todas las fases hasta el 'play-off' eran en miércoles y jueves, a partir de la próxima temporada serán en jueves y viernes.

Con esta medida, ya probada en dos partidos de esta temporada, la Euroliga pretende evitar la coincidencia horaria con otros eventos deportivos de gran importancia, como la Liga de Campeones, y busca también una mayor afluencia de público a los pabellones y mayor audiencia televisiva con los partidos en viernes.