Los Warriors siguen marcando el paso pese al fichaje de LeBron James por los Lakers

LeBron James se estrena con Los Angeles Lakers
USA TODAY SPORTS
Publicado 16/10/2018 12:10:54CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fichaje por Los Angeles Lakers de LeBron James, la figura más destacada de la NBA en la última década, es la principal novedad en la nueva temporada de la mejor liga del mundo, que Golden State Warriors vuelven a afrontar como grandes favoritos para conquistar su tercer anillo consecutivo.

Tras sus dos etapas en Cleveland Cavaliers y su paso intermedio por Miami Heat, James, que en diciembre cumplirá 34 años, se ha decantado por probar suerte en una de las franquicias con más solera de la NBA, donde su llegada se ha celebrado como a la de un Mesías, ya que los Lakers estaban inmersos en una de las mayores crisis de su historia.

El desembarco del '23' a la soleada California ha ayudado a que los Lakers también recluten a un puñado de jugadores experimentados como Rajon Rondo, Lance Stephenson o JaVale McGee. Habrá que ver si la impronta de 'King' James, que ha disputado las últimas ocho Finales de la NBA de forma consecutiva, basta para que los angelinos sean aspirantes al anillo.

Más aún teniendo en cuenta que la Conferencia Oeste sigue siendo un campo de batalla muy temible donde los Warriors reinan por derecho propio. En su último año antes de abandonar Oakland, los vigentes campeones, ganadores de tres anillos en las últimas cuatro temporadas, mantienen su pléyade de estrellas liderada por Stephen Curry y Kevin Durant y además se han reforzado con otro gran nombre como el pívot DeMarcus Cousins, cuyo rendimiento es una incógnita porque aún deberá estar varios meses de baja por su rotura del tendón de Aquiles que sufrió en enero cuando militaba en los Pelicans.

Por encima de los propios Warriors, el mejor equipo de la última temporada regular fueron Houston Rockets (65-17), que llevan varios años llamando a la puerta, pero sin lograr tirarla abajo. Para este nuevo asalto, los tejanos mantienen a James Harden y Chris Paul y han sumado otro nombre de relumbrón, el de Carmelo Anthony, que a los 34 años sigue suspirando por disputar las primeras Finales de su carrera.

En el Oeste también volverán a reclamar su cuota de protagonismo los Oklahoma City Thunder de Russell Westbrook, los New Orleans Pelicans de Anthony Davis y Nikola Mirotic, o los San Antonio Spurs de Pau Gasol, que han fichado a DeMar DeRozan para un año incierto en el que ya no tendrán a Kawhi Leonard ni a Manu Ginobili (retirado) y Tony Parker (Charlotte Hornets).

Por último, otros focos de interés en esta Conferencia serán los Utah Jazz de Ricky Rubio, convertido en el equipo revelación de la temporada pasada, o el debut de Luka Doncic, principal atracción de Dallas Mavericks y que llega tras reinar en Europa con apenas 19 años vistiendo la camiseta del Real Madrid.

LOS CELTICS, CON TODO SU ARSENAL PARA REVERDECER LAURELES

En cuanto a la Conferencia Este, los Cavaliers, finalista los cuatro últimos años, afrontan un daño complicado tras la marcha de su máxima estrella y, aunque mantienen a jugadores importantes como Kevin Love, presumiblemente perderán su vitola de aspirantes.

Este privilegio corresponde a otras franquicias como Boston Celtics, Toronto Raptors o Philadelphia Sixers, decididas a demostrar que el Este, que solo ha podido ganar uno de los últimos cinco anillos en juego, también puede sentarse en el trono de la NBA.

Los Celtics, el equipo más laureado en la historia de la competición (17 títulos) pero que no reina desde 2008, se postulan como la mejor opción. Las recuperaciones físicas de Kyrie Irving y Gordon Hayward llenan de esperanza a una franquicia que el año pasado ya vio 'explotar' a jóvenes talentos como Jayson Tatum o Jaylen Brown y que se frota las manos pensando en el futuro.

La juventud y la calidad también son las señas de identidad de los Sixers, que el pasado curso ya se elevaron hasta el tercer puesto del Este y que amenazan con seguir creciendo de la mano de Joel Embiid, Ben Simmons o Markelle Fultz.

Por su parte, los Raptors de Serge Ibaka han cambiado de estrella principal tras la marcha de DeRozan y la llegada de Leonard, un jugador tan imprevisible como talentoso que llega para relanzar su carrera tras una tumultuosa etapa final en San Antonio. Danny Green o Greg Monroe también se han mudado a Canadá en una Conferencia Este donde también reclamarán su foco de atención los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo o los Washington Wizards de John Wall.