Publicado 11/10/2017 18:32CET

Rins: "Afronto estas carreras con muchas ganas y mucha ilusión"

El piloto español de MotoGP Álex Rins
ALEXRINS.COM

BARCELONA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El piloto español de MotoGP Àlex Rins (Suzuki) ha asegurado que afronta las carreras de Japón, Australia y Malasia con "muchas ganas y mucha ilusión" y, pese a la dificultad que cree que tendrá para él la cita de Sepang, empezar en Motegi le motiva ya que el nipón es un trazado de su gusto en el que se quiere probar en la categoría reina.

"Afronto estas carreras con muchas ganas y con mucha ilusión. Son tres carreras que me gustan mucho, y que se me han dado bien todos los años que he ido. Así que, a ver cómo va con la MotoGP", aseguró en declaraciones facilitadas por su equipo.

De este tríptico, la carrera que es más de su gusto es la de Australia. "Phillip Island es un circuito con curvas muy rápidas y cada año que he ido me he adaptado genial a este trazado. En cuanto a la más complicada, creo que este año será Malasia, porque es la última carrera de las tres y con el calor y la humedad que siempre nos encontramos allí será duro", señaló.

"Lo que más me marcó fueron los trazados de los circuitos. Los primeros años, cuando iba a correr allí el fin de semana me sabía a poco, porque son trazados muy bonitos y al final sólo tienes cuatro entrenamientos y la carrera", recordó sobre sus anteriores periplos en el trío de carreras transoceánicas.

Para hacer frente a esas condiciones, y a tener tres carreras consecutivas, el catalán refuerza su preparación física y más tras la lesión ya dejada atrás. "Trabajamos con un poco más de carga de lo habitual en el gimnasio. Al ser tres carreras seguidas, así nos aseguramos unas 'reservas' extras para las tres citas", comentó.

En cuanto a la comida en Japón, Australia y Malasia, se sinceró y aseguró que la mejor es la nipona. "La verdad es que disfruto mucho. Por ejemplo en Japón, me gusta mucho el sushi y como bastante. En Australia más o menos la comida es similar a la de Europa. En cambio, en Malasia sí que se sufre un poquito más", reconoció.

Para leer más