Las acciones de Dia se desploman un 19% y su valor cae más del 90% en lo que va de año

Fuertes caídas en bolsa de las acciones de Dia
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Actualizado 11/12/2018 18:03:44 CET

El mercado da por descontado que habrá una quita de deuda, según Bankinter

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las acciones de Dia se desplomaron un 19% al cierre de la sesión bursátil en la jornada después de confirmarse de que será excluida del Ibex 35 y ante el temor de no poder atender sus obligaciones financieras en 2019 derivadas de su deuda de 1.800 millones de euros, algo que, según un informe de Bankinter, la compañía y el fondo Letterone Investment, en el que participa el millonario ruso Mikhail Fridman, ya han comunicado a la banca.

Los títulos de la cadena de supermercados, que llegaron a alcanzar un precio de 0,39 euros a lo largo del día, cerraron con un descenso del 19% hasta los 0,41 euros, un nuevo mínimo histórico de la firma y que provoca que la acción pierda el 90,4% de su valor en lo que va de año.

De hecho, el primer accionista de la compañía ha declarado que, antes de inyectar más fondos en el grupo, es necesario que la banca condone parte de la deuda, según recoge Bankinter en su informe. Dia adeuda dos créditos sindicados por 525 millones de euros y bonos por 900 millones de euros.

"El mercado da por descontado que habrá una quita, puesto que los bonos, que expiran en seis meses, cotizan con un descuento del 31% sobre su valor nominal. Los bonos que expiran en 2021 y 2023 cotizan entre el 55% y el 49% de su valor nominal", señala Bankinter.

El inversor ruso, que cuenta con una participación del 29,9% en la cadena de supermercados a través de Letterone, ha perdido el 90% de su inversión en Dia, donde invirtió 300 millones en julio de 2017, comprando acciones a un precio de seis euros por acción y tomando un 10% del capital del grupo. Posteriormente, incrementó su participación hasta el 29,9% actual comprando títulos a un precio medio de cuatro euros por título.


abertis { acercamos el mundo