Economía/Transportes.- Adif da marcha atrás a su idea de no vender billetes de tren anticipados en fines de semana

Actualizado 31/05/2007 21:31:14 CET

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha desechado la medida que había sopesado para dejar de prestar servicio de venta anticipada de billetes de tren en las estaciones de ferrocarril durante fines de semana y festivos.

Con esta iniciativa, este ente público dependiente del Ministerio de Fomento pretendía solucionar cuestiones de organización y gestión, principalmente escasez de personal, con el fin de concentrarlo en los días y horas de más demanda, según informaron hoy a Europa Press en fuentes de Adif y sindicales.

No obstante, desde Adif garantizaron que esta medida ha quedado definitivamente descartada y no se llevará a la práctica, con lo que todas las estaciones venderán en fin de semana todo tipo de billetes.

Además, recordaron que en caso de que se hubiera aplicado, Renfe hubiera continuado vendiendo de forma anticipada a través de los canales automáticos de que dispone (teléfono, Internet y máquinas autoventa).

Adif cuenta con un colectivo de algo más de 1.000 trabajadores que presta servicio de venta y atención al público en la red de estaciones ferroviarias.

El origen del problema está en el debate que actualmente tienen abierto Adif, titular y gestor de la red ferroviaria, y Renfe, compañía operadora de transporte, sobre este colectivo de trabajadores para abordar un eventual cambio en el actual sistema de venta presencial en estaciones.

Este debate se desarrolla en una mesa de trabajo conjunta que Adif y Renfe constituyeron y en la que entre otras medidas, se sopesa traspasar a la operadora parte o todo de este colectivo dedicado a la venta en taquilla, según indicaron en fuentes sindicales.

Desde la segregación del extinto monopolio ferroviario público en estas dos empresas, son trabajadores de Adif en estaciones quienes venden los billetes de Renfe.

A principios de este ejercicio Renfe comenzó a aplicar una comisión a la compra de billetes de trenes de Alta Velocidad (AVE) o Larga Distancia en taquillas equivalente al 3,5% del importe total del mismo. Con ella pretende compensar los gastos de personal. También impusieron una del 2,75% para la venta de este tipo de billetes por Internet para suplir gastos de gestión.

Por su parte, el sindicato CGT indicó en un comunicado que la medida finalmente desechada por Adif iba a suponer la supresión de algo más de un tercio de los actuales servicio al público. Además, denunció que esta decisión se iba a tomar pese al continuo aumento de viajeros consecuencia de la puesta en marcha de nuevos servicios.