Actualizado 14/03/2014 15:01 CET

La oleada de ofertas hipotecarias de la banca empuja los diferenciales por debajo del 2%

Viviendas en Oviedo
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La banca española ha dado un paso al frente para comenzar a conceder crédito hipotecario a la demanda solvente y para ello ha entrado en una carrera de rebaja de los diferenciales sobre los tipos de interés de referencia que los están situando por debajo del 2%.

   Entidades como Kutxabank, ING Direct, Deutsche Bank o Santander ya están aplicando estas rebajas y parecen estar marcando el paso, más aún cuando se prevé un horizonte de tipos de interés a la baja por las expectativas de una inflación moderada.

   A ello se une que el Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, cerró el mes de febrero en el 0,549%, lo que supuso una bajada de 0,045 puntos respecto al mismo mes del pasado año, con un ahorro de unos 30 euros en la cuota anual de las hipotecas medias de 120.000 euros a 20 años a las que les toque revisión.

   De cara a los próximos meses, los expertos consultados por Europa Press ponen el foco en la evolución de la economía europea, tanto en lo relativo a la recuperación económica como a las expectativas de inflación, ya que podrían empujar hacia niveles mínimos la cotización del Euríbor si regresa "el fantasma de la deflación".

PERO LAS CONDICIONES DE ACCESO AÚN SON RESTRICTIVAS.

   Con todo, parece que ni los tipos de interés de referencia ni estos nuevos diferenciales están siendo suficientemente atractivos por sí mismos para atraer a la demanda, según un análisis de Juan Villén, responsable de hipotecas de idealista.com. Y es que se están viendo acompañados de unas condiciones de acceso, al margen de las lógicas asociadas al riesgo crediticio, aún muy limitantes.

   Como señala el portal inmobiliario, la banca exige a los potenciales compradores de viviendas que, además de ser solventes, empleen la financiación sólo para vivienda habitual, que ésta cueste como mínimo 150.000 euros o que además contraten seguros de la entidad.

   Con cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas sobre viviendas descendió un 27,8% en 2013 respecto al año anterior, hasta sumar 197.641, alcanzando un nuevo mínimo anual, y el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas bajó un 3,5% en 2013, hasta los 99.838 euros, su valor más bajo en al menos cinco años.

   La banca se está encontrando con que la demanda no parece dar por concluida la crisis, al tiempo que espera que los precios de las viviendas sigan bajando. Así, desde el sector se estima que todo apunta a que si la banca quiere captar mayores volúmenes de crédito tendrá que ofrecer hipotecas más baratas, para facilitar aún más el acceso a la demanda.