Cañete comparte su "enorme preocupación" por la falta de apoyo de la CNMC al gasoducto con Francia

Miguel Arias Cañete en el Congreso Nacional de Energías Renovables
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 21/02/2019 19:26:53CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El comisario europeo responsable de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha compartido este jueves en el Congreso su "enorme preocupación" con la falta de apoyo por parte de los reguladores español y francés al proyecto de interconexión gasista entre España y Francia.

El comisario europeo lamentaba así, durante su intervención ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para la Unión Europea, la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y su homólogo francés, la Comisión de Régulation de l'Energie (CRE), de rechazar la inversión en el gasoducto Step, la primera fase del proyecto Midcat.

Según estos organismos, este proyecto no cumple con las necesidades del mercado y "carece de la madurez suficiente para ser considerado en una asignación de costes transfronteriza", razones por las cuales rechazaron la solicitud de inversión presentada por Enagás y la firma francesa Teréga el pasado mes de enero.

Frente a ello, Arias Cañete ha reivindicado la necesidad de contar con interconexiones eléctricas y gasísticas con el fin de desarrollar el potencial de energías renovables y asegurar un nivel de seguridad energética, y ha incidido en que la Península Ibérica "es una isla".

Por ello, ha lamentado que las conexiones transpirenaicas, en la que se encuadra el rechazado proyecto Step, vaya a un menor ritmo que, por ejemplo, la interconexión eléctrica entre el Golfo de Vizcaya y Aquitania, que va "a una velocidad razonable" y cuenta con una subvención de 578 millones de euros de fondos comunitarios.

Cañete ha apostado por contar con "el mayor número de interconexiones", sean eléctricas o gasísticas, pues en el segundo de los casos permitiría "participar en los mercados centrales europeos" que, a su juicio, "reciben un gas en mejores condiciones que probablemente el gas natural licuado".

Si bien para este cree que España está "bien" preparada, considera que "en estos momentos tiene un diferencial de coste" con el gas que llega al norte de Europa, principalmente a Alemania, con la cual, ha apostillado el comisario comunitario, las empresas deben competir en coste energético.