Actualizado 08/05/2007 23:41 CET

Economía/Empresas.- La CNE autoriza con condiciones a Sonatrach a incrementar su participación hasta el 36% en Medgaz

El regulador enérgetico podrá revocar esta autorización si considera que Sonatrach pone en riesgo la seguridad de suministro en España

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) acordó hoy por unanimidad autorizar con condiciones a la empresa estatal argelina Sonatrach a incrementar su participación en el consorcio Medgaz hasta el 36%, informó el regulador energético.

Sonatrach podrá así elevar su participación en un 16% en el gasoducto Medgaz, pasando de un 20% a un 36% del capital, con lo que se consolida como el primer accionista del consorcio, tras la salida de BP y Total.

De todas maneras, el organismo que preside María Teresa Costa supedita la autorización de este aumento de participación de Sonatrach en Medgaz, que construirá un gasoducto entre Argelia y España, al cumplimiento de ocho condiciones.

Entre estos requisitos destaca que, Sonatrach deberá comunicar al regulador energético, en un plazo de diez días, cualquier acuerdo del consejo o de la junta de accionistas de Medgaz o cualquier decisión de veto adoptada con su apoyo.

En ese caso, la CNE, salvo que sean adoptados con el apoyo de Sonatrach y de dos o más socios, valorará el impacto de estos acuerdos y decisiones sobre la seguridad de suministro española y adoptará, o recomendará a la instancia competente, las acciones oportunas.

SEGURIDAD DE SUMINISTRO.

Si el organismo presidido por María Teresa Costa estima que cualquier acuerdo o veto pueda tener un impacto negativo sobre la seguridad de suministro, podrá, en el plazo de un mes de la celebración de la junta o sesión del consejo, ordenar motivadamente revocarlo o bien, en supuestos de especial gravedad, revocar total o parcialmente, previa la tramitación de un procedimiento administrativo, la autorización concedida hoy.

En este último supuesto, iniciado el procedimiento de revocación, la CNE podrá acordar la suspensión provisional del ejercicio de los derechos de voto correspondientes a las acciones de Medgaz que hubieran sido adquiridas por Sonatrach, como consecuencia de las operaciones de adquisición objeto de esta autorización.

La revocación de la autorización comportará la obligación de transmitir las acciones de Medgaz que hubieran sido adquiridas como consecuencia de las operaciones de adquisición objeto de la esta autorización, en un plazo de seis meses.

POLÍTICAS PARA LLEVAR A EFECTO EL PROYECTO.

También, debido a su influencia significativa en Medgaz, Sonatrach promoverá políticas orientadas a realizar todas las actuaciones necesarias para llevar a efecto el proyecto del gasoducto y su entrada en funcionamiento en junio/julio de 2009 con una capacidad anual de 93.040 gigavatios/hora (GWh) (8 bcm) y las características técnicas que contempla.

Además, deberá facilitar y en ningún caso oponerse a propuestas de planes económicamente viables de ampliación del gasoducto por encima de la capacidad anual de los 93.040 GWh, bien sea en el supuesto de que dicha ampliación esté destinada a permitir el suministro de mayores volúmenes de gas o que esté dirigido a aumentar las flexibilidad de las entregas de gas a España.

La compañía argelina también tendrá que respetar el actual régimen de derechos y obligaciones y la pluralidad actual de accionistas, "tanto en el caso de mantenerse la capacidad del gasoducto en 8 bcm/año (miles de millones de metros cúbicos), como en el caso de posibles ampliaciones del mismo, sin perjuicio de que puedan salir accionistas de la sociedad por razones objetivas y no discriminatorias, que serán debidamente justificadas ante la CNE".

Asimismo, Sonatrach deberá de informar trimestralmente al regulador energético sobre el grado de utilización de su capacidad de transporte contratada en el gasoducto, y en el caso de observar situaciones de "reiterada infrautilización" por debajo del 80%, la CNE realizará un informe en el que examinará las causas de ellos y "sus efectos sobre los intereses generales, y específicamente, la seguridad española".

En este caso, la CNE adoptará, o recomendará a la instancia competente, las medidas necesarias para paliar los riesgos causados por estas situaciones de infrautilización de su capacidad de transporte.

Finalmente, la compañía argelina deberá informar trimestralmente a la CNE sobre la evolución de su participación accionarial, su presencia en los órganos de administración del consorcio, variaciones en los estatutos sociales y en el pacto de accionistas, así como las entras o salidas de otros socios de Medgaz.

El regulador energético revisará las condiciones de la autorización concedida hoy si Sonatrach eleva su influencia sobre la gestión de Medgaz.