Economía/Empresas.- Suez, Iberdrola, E.ON y EDP han salido de la Bolsa de Nueva York en apenas tres meses

Actualizado 02/09/2007 14:53:07 CET

BP PLC solicita su retirada de la cotización, pero la compañía dice que seguirá negociándose como BP America

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Suez, Iberdrola, E.ON y EDP han abandonado la Bolsa de Nueva York en los últimos tres meses, con lo que, pese a mantener el compromiso con su actividad en Estados Unidos, dejarán de enviar informador al regulador del mercado norteamericano, la SEC (Securities and Exchange Commission).

Junto a estas compañías, Scottish Power anunció el 23 de julio su disposición a dejar de cotizar en Nueva York, debido en este caso a su adquisición por parte de Iberdrola. Algo parecido podría ocurrir con Endesa si, finalmente, Enel y Acciona cierran su compra este otoño, con lo que ninguna de las eléctricas españolas tendrá acciones en la NYSE (New York Stock Exchange).

Entre los motivos que las eléctricas esgrimen para abandonar el mercado figuran el escaso volumen de negociación de sus títulos, los costes que genera, las facilidades de la fusión entre NYSE y Euronext para que los inversores estadounidenses puedan acceder a mercados europeos y la convergencia de los estándares de contabilidad estadounidense GAAP y europeo IFRS.

El último en retirarse de la cotización fue el grupo francés de servicios Suez, que el miércoles pasado anunció la decisión de retirar sus acciones de la bolsa neoyorquina, y que adelantó que la medida se hará efectiva en septiembre. La compañía dice que mantendrá el nivel de cotización 1 ADR, destinado a los accionistas que, a pesar de todo, deseen mantener sus títulos.

Suez explica que adopta esta decisión porque, entre otros aspectos, el volumen de actividad de sus títulos ha sido muy bajo en los últimos doce meses, de apenas el 1,5% del total, y porque la mayoría los inversores prefieren por motivos de liquidez negociar en el principal mercado para la compañía, que es Euronext París.

Aun así, la compañía francesa reafirmó su compromiso de seguir invirtiendo en Norteamerica, donde genera al año alrededor de 4.200 millones de euros en facturación y cuenta con 3.700 empleados.

Por su parte, Iberdrola, que mostró el pasado 28 de junio su intención de cancelar su registro ante la SEC, también ha expresado hace poco su voluntad de seguir invirtiendo en Estados Unidos, donde prevé desarrollar 1.000 MW al año tras la compra de Energy East y la integración de PPM, filial de Scottish Power.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán espera que su salida se haga efectiva a finales de septiembre y dice que abandona el parqué norteamericano porque algunas normas de la SEC podrían ser "excesivamente onerosas" para la sociedad, y porque entiende que los titulares de acciones ordinarias y de ADS (American Depositary Receipt, que habilita para cotizar en mercados foráneos) se encuentran protegidos por las obligaciones de la empresa ante las bolsas españolas.

E.ON Y EDP.

E.ON anunció su decisión el 22 de agosto y espera que se haga efectiva el 7 de septiembre. El responsable de Finanzas del grupo alemán, Marcus Schenck, indicó que esta iniciativa "no afecta a la estrategia de negocio de E.ON en Estados Unidos" y aclaró que el objetivo es "reducir los trámites administrativos" por su coste y complejidad.

E.ON asegura que mantendrá sus estándares de gobierno corporativo y de información financiera, y que continuará manteniendo un diálogo abierto y directo con los inversores de Estados Unidos.

Por su parte, el 29 de mayo la portuguesa EDP fue informada de que la SEC aceptaba la retirada voluntaria de sus títulos.

BP PLC Y BP AMERICA.

Por otro lado, en una carta fechada el 1 de agosto y registrada en la SEC, se confirma la solicitud de retirada de cotización de BP PLC, y se solicita que antes del 10 de agosto se entregue el formulario 25 para la retirada de los títulos ADS (American Depositary Shares).

No obstante fuentes de la compañía consultadas por Europa Press aseguran que British Petroleum no tiene intención de salir de la Bolsa de Nueva York, sino todo lo contrario, y que en este mercado el grupo opera a través de la sociedad BP America, diferente a BP PLC.