CC.OO. critica el desconocimiento de Soria sobre el carbón y urge convocar la Comisión de Seguimiento

Maximino García.
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 14:12:51 CET

Maximino García anuncia más movilizaciones y advierte al Gobierno que sus acciones pueden dar lugar "a una revuelta"

GIJÓN/OVIEDO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Federación de Industria de CC.OO. en Asturias, Maximino García, ha remarcado este viernes en Gijón que si el ministro de Industria, José Manuel Soria, no entiende que la energía es la base de desarrollo industrial y que van a marcar los precios agentes externos al país, "entonces es que tenemos un Gobierno y un ministro que no tiene ni puta idea de lo que va a acontecer en el futuro".

García, en respuesta a los medios de comunicación durante su asistencia a la manifestación de los trabajadores de Suzuki en la Plaza Mayor, ha avanzado que a principios de la semana próxima consensuarán con UGT nuevas movilizaciones y ha urgido al Ministerio a convocar la Mesa de la Comisión de Seguimiento, al tiempo que ha apostado por mantener un control de la procedencia del carbón que se quemará en el país.

Ha reiterado, asimismo, que si Soria no entiende que el carbón tiene que ser una reserva estratégica lo van a sufrir los españoles "a la vuelta de la esquina", cuando el autóctono no exista y el importado tenga un precio superior.

Sobre el acopio de carbón procedente de Colombia que está haciendo la empresa Goldman Sachs en El Musel, a la espera de que en 2013 suba el precio, ha incidido en que todo el mundo intenta hacer negocio y ha advertido sobre que habría que ver en qué condiciones se está explotando esa mina, incluso con jóvenes que no están en edad de trabajar. García ha adelantado que si ese es el tipo de carbón que se quiere consumir en España, CCOO se opondrá, antes de apelar a ser competitivo "en igualdad de condiciones" sin que se explota a trabajadores de países emergentes "en beneficio de cuatro", ha apostillado.

En este sentido, ha conminado a hacer un seguimiento de la procedencia del carbón que se va a quemar en el país, ya que ha asegurado que se seguirá quemando aunque no será nacional. Asimismo, ha trasladado a los miembros del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Gijón que existen instrumentos suficientes para hacer un control de la procedencia y destino del carbón, al tiempo que ha instado a la sociedad a dar un paso en frente a favor de la competitividad y en contra de la explotación de trabajadores.

García ha esperado una reflexión del Gobierno central tras el masivo apoyo a la marcha minera y a la manifestación de Madrid y ha concretado que el próximo lunes se reunirá la Federación para el martes hacerlo con UGT y consensuar nuevas medidas y movilizaciones, que irán incrementándose, pero eso sí, sin enfrentamientos con la Policía y sin dar "carnaza" a algunos medios de comunicación "que están al servicio del Gobierno", ha asegurado.

No ha avanzado, en cambio, qué medidas van a ser pero ha asegurado que tendrán trascendencia al objeto de dar un aviso al Gobierno de que no solo la minería sino una parte importante de todos los sectores están pasando por dificultades. Eso sí, ha defendido mantener una presencia viva en la región sin cejar en las acciones en Madrid. Ha incidido en que lo que pueda pasar en este país será consecuencia de la acción del Gobierno.

APROBACIÓN EN SOLITARIO

Sobre la posibilidad de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, apruebe el nuevo Plan de la Minería en solitario, ha indicado que el problema radica en que el titular de este área no tiene "ni idea", especialmente al insistir en que la minería es uno de los sectores más subvencionados. Ha replicado que la minería solo recibe 111 millones de euros al funcionamiento y del resto una buena parte va para infraestructuras como también pasa en otras comunidades autónomas.

Dicho esto, ha apuntado que no le extrañaría que intentara hacerlo en solitario porque hasta ahora el PP está intentando imponer las políticas de Gobierno sin consenso. Esto llevaría a un cierre desordenado, mucho más caro para el país y traería graves consecuencias por décadas para jóvenes que no van a tener opción de empleo.

A su juicio, parece que es lo que busca el Gobierno, el tener un país sin capacidad de reacción y que se vayan incrementando las tasas de paro hasta niveles que no se puedan soportar. "Puede haber una revuelta, esperemos que el Gobierno tenga la sensatez para reconducir la situación", ha destacado, antes de señalar que en países con situaciones similares están dando ejemplos como el caso de Francia con otra manera de hacer política y de salir de la crisis.