Actualizado 11/12/2007 12:49 CET

Economía/Energía.- Industria apela a la "responsabilidad política" al proponer una subida de la luz en línea con el IPC

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria apela como en anteriores ocasiones a la "responsabilidad política" en su propuesta de orden ministerial remitida a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en la que propone una subida de la tarifa de la luz del 3,3% a partir de enero, en línea con la inflación, aseguró hoy el secretario general de Energía, Ignasi Nieto, durante unas jornadas organizadas por el regulador energético.

La subida propuesta, cuyo contenido estudia ahora la CNE, es "asumible por los consumidores" y "permite ir recortando un poco el déficit de tarifa", sostuvo. La inflación armonizada interanual se situó en noviembre el 4,1%, y el Gobierno prevé mayores subidas de precios en los próximos meses.

A pesar de que la propuesta contraviene la posición de las empresas y de otros actores del sector, que piden mayores subidas para acabar con el déficit de tarifa, Nieto defendió la eliminación de este desajuste de forma "paulatina" y "gradual".

Para el secretario de Energía, "el problema del déficit se tiene que ir solucionando de forma gradual", pero "sin cargar errores del pasado en los consumidores de hoy". "Heredamos una situación complicada", señaló, al recordar que el déficit entre ingresos reconocidos y costes de la actividad regulada comenzó en 2000.

En todo caso, y a la vista de las elecciones de marzo de 2008, Nieto indicó que la de enero será "la última subida de tarifas de este Gobierno", y rechazó realizar previsiones sobre el futuro para no ir "más allá" de los comicios.

Durante 2007, la tarifa 2.0.X, que afecta a cerca de 20 millones de consumidores domésticos, habrá subido un 2,98%, después de que se aplicase un incremento en enero y congelaciones en cada una de las revisiones trimestrales.

Este incremento se situó significativamente por debajo del de 2006, del 5,28%, y completa una secuencia de subidas iniciada en 2003. En 2002 se congeló el precio de la tarifa, mientras que en 2001 se abarató un 4,03%.

UN 40% DE CONSUMIDORES DE ÚLTIMO RECURSO.

Por otro lado, el secretario general de Energía indicó que, tras la liberalización de las tarifas industriales en julio de 2008, la tarifa regulada, que pasará a denominarse de último recurso, seguirá afectando a los consumidores domésticos y a algunas pequeñas empresas, que representan cerca del 40% de la electricidad consumida.

Una vez remitido el borrador de orden ministerial a la CNE con la propuesta de subidas, el regulador tendrá que hacer un informe al respecto, para la publicación de la norma en el BOE el 31 de diciembre y su entrada en vigor el 1 de enero.

Nieto afirmó ayer que si se incrementa la tarifa en enero, es previsible que en cada una de las revisiones trimestrales de 2008 no se acometan nuevas subidas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista