Economía/Energía.- El presidente y los consejeros de la CNE serán eligidos por mayoría absoluta del Congreso

Actualizado 29/01/2007 19:34:11 CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente y los vocales de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) serán elegidos por mayoría absoluta del Congreso de los Diputados a propuesta de los grupos parlamentarios "entre personas de reconocida competencia técnica y profesional", según consta en en las enmiendas remitidas por el Grupo Socialista en el Congreso al proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos, que recoge Europa Press.

En su programa electoral de 2004, el PSOE ya defendía una mayor independencia de la CNE y que sus miembros fueran elegidos por el Parlamento. Por ello, el Grupo Socialista aprovecha ahora el trámite parlamentario de esta Ley de Hidrocarburos para introducir esta modificación.

En esta enmienda, el PSOE propone que los miembros del máximo órgano de gobierno de la CNE sean nombrados por un periodo de seis años, pudiendo ser renovados por un periodo de la misma duración. Asimismo, concreta que la Comisión nombrará entre sus vocales un vicepresidente que ejercerá las funciones que se establezcan reglamentariamente.

No obstante, la CNE renovará parcialmente a sus miembros cada tres años y estos cambios afectará alternativamente a cinco o cuatro de sus miembros, según corresponda.

El PSOE también propone que si durante el periodo de duración de su mandato se produjera el cese de uno de sus miembros, su sucesor cesará al término del mandato de su antecesor, pero cuando este cese se produzca antes de haber transcurrido un año desde el nombramiento no será de aplicación el límite de tres años, pudiendo ser renovado el mandato en dos ocasiones.

El Grupo Socialista justifica esta enmienda en que es necesario que los grupos parlamentarios participen en la designación de los miembros que conforman la CNE. En su opinión, "la fórmula que se sugiere arbitra el mecanismo más indicado y objetivo para salvaguardar el respeto del valor superior del pluralismo político que se sustenta en la participación de los grupos parlamentarios del Congreso en la elección de este tipo de instituciones".

En la actualidad, de los nueve consejeros de la CNE, cuatro han sido nombrados a instancias del PSOE, entre ellos la presidenta María Teresa Costa, y cuatro a instancias del PP, mientras que Sebastián Ruscalleda fue nombrado mediante un acuerdo entre el PSOE y ERC.

El Gobierno aprobó recientemente el nuevo reglamento de la CNE por el que se aumentan los poderes de Costa, lo que provocó cierto malestar en el seno del organismo regulador, según explicaron a Europa Press fuentes cercanas a la Comisión.

Por ello, tres consejeros han interpuesto ante el Tribunal Supremo un recurso para denunciar las nuevas competencias de la presidenta, mientras que el resto de otros miembros del consejo de administración fueron llamados por el ministro de Industria, Turismo y Comercio para intentar arbitrar en el asunto.