21 de febrero de 2020
 

Economía/Energía.- Unesa pide una moratoria solar de tres años y sustituir por eólica los proyectos paralizados

Actualizado 17/11/2011 14:44:57 CET
Eduardo Montes, Presidente De Unesa
EUROPA PRESS

Aboga por suspender los 2.500 MW del prerregistro termosolar y unos 1.500 MW de fotovoltaica para ahorrar 8.300 millones hasta 2020

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) propone una moratoria para las tecnologías termoeléctrica y fotovoltaica de tres años, hasta 2013, en la que se sustituyan los proyectos paralizados por una capacidad eólica equivalente.

En un encuentro con la prensa, el presidente de Unesa, Eduardo Montes, justificó esta medida aludiendo a la escasa madurez de las tecnologías solares, a la contribución que a su juicio hacen al déficit de tarifa y al riesgo de que la termoeléctrica acabe conviertiéndose en una "mochila" tan pesada como la fotovoltaica.

La asociación también argumenta que el Plan de Energías Renovables (PER) hasta 2020 hace previsiones de aumento de demanda del 2,4% anual que no se ajustan al contexto económico real, en el que los incrementos hasta 2020 podrían rondar el 1%.

Unesa asegura que esta moratoria ahorrará al sistema eléctrico 8.300 millones de euros en primas hasta 2020. Para ello, considera necesario paralizar los 2.500 megavatios (MW) de termosolar ya inscritos en el prerregistro de asignación, así como los cerca de 1.500 MW que se adjudiquen de fotovoltaica entre 2013.

El coste anual de los 2.500 MW de termosolar, calcula, es de 2.000 millones al año, a razón de 290 euros por megavatio hora (MWh) de prima, frente a los 30 euros por MWh de la eólica. Cada megavatio que se deje de instalar debería ser sustituido por 1,4 megavatios eólicos para producir la misma electricidad a un coste nueve veces inferior.

INDEMNIZACIONES.

"En situación gravísima como la actual, con recortes en temas vitales, ¿cómo es posible que aquí no aceptemos una moratoria?", se preguntó Montes, antes de ser preguntado acerca de los efectos sobre el empleo de esta medida y del coste de las indemnizaciones a los proyectos solares ya reconocidos en los prerregistros.

El presidente de la patronal eléctrica dijo desconocer si habrá que pagar indemnizaciones y, en alusión al empleo, señaló que "hay que generarlo de otra manera". "Nosotros creamos casi 60.000 empleos fijos y 400.000 asociados, así que creo que este no es planteamiento", afirmó en alusión a las tecnologías convencionales.

Unesa precisa que con esta moratoria no desea proponer otros objetivos de potencia instalada solar hasta 2020 diferentes a los del PER, que en el caso de la termosolar rondan los 4.200 MW y en el de la fotovoltaica, los 7.250 MW.

"REEVALUAR LOS OBJETIVOS".

Más bien, la patronal aboga por "reevaluar los objetivos a la vista de los resultados de la realización de un balance económico que incorpore las consecuencias económicas y técnicas del mismo sobre el conjunto del sistema eléctrica y sobre la economía nacional".

Lo necesario, señala Montes, es "un PER conservador y acorde con la situación", en el que se apueste por las tecnologías maduras" y no se caiga en el mismo follón de la fotovoltaica" ni "se vuelva a generar una bola enorme".

Además, aboga por un objetivo final de renovables del 20%, y no del 20,8% aprobado en el PER, ya que esta reducción de apenas 0,8 puntos ahorrará, según la patronal eléctrica, entre 2.500 y 3.000 millones de euros.