Actualizado 11/12/2007 14:08 CET

Economía/Energía.- Unesa se pregunta si un repunte final de la inflación en 2007 llevará a Industria a subir más la luz

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) está pendiente de conocer los detalles de la propuesta del Ministerio de Industria sobre las nuevas tarifas de la luz, y la estudiará con detalle para analizar, entre otros aspectos, si el Gobierno contempla posibles nuevas subidas de la luz en caso de que la inflación aumente 2007 por encima de las previsiones.

Fuentes de la asociación indicaron a Europa Press que, en todo caso, Unesa no emitirá una valoración hasta que no conozca en profundidad los detalles de la propuesta de orden ministerial de Industria acerca de la subida de un 3,3% de la tarifa de la luz.

La propuesta de Industria, que afecta por igual a consumidores domésticos e industriales, se sitúa por debajo del último dato de inflación interanual, del 4,1%, aunque por encima del 2,7% previsto por el Ministerio de Economía de incremento medio para el conjunto de 2007.

Tras recibir la propuesta de Industria, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) deberá convocar al Consejo Consultivo de la Electricidad para escuchar la posición de los distintos agentes del sector y elaborar su informe. La orden ministerial debe aparecer publicada en el BOE el 31 de diciembre para su entrada en vigor el 1 de enero.

El secretario general de Energía, Ignasi Nieto, indicó hoy que Industria apela a la responsabilidad política para proponer una subida del 3,3%, con la que se reducirá en parte el déficit de tarifa y se cumplirá el compromiso de aplicar incrementos en línea con la inflación.

Durante 2007, la tarifa 2.0.X, que afecta a cerca de 20 millones de consumidores domésticos, habrá subido un 2,98%, después de que se aplicase un incremento el pasado mes de enero y congelaciones en cada una de las revisiones trimestrales.

Este incremento se situó significativamente por debajo del de 2006, del 5,28%, y completa una secuencia de subidas iniciada en 2003. En 2002 se congeló el precio de la tarifa, mientras que en 2001 se abarató un 4,03%.