Economía.- Siemens ilumina Munich con la mayor estrella navideña del mundo, que consume lo mismo que un secador de pelo

Actualizado 06/12/2009 13:12:55 CET

La instalación pretende ser un símbolo de la eficiencia energética en vísperas de la Conferencia sobre el Clima de Copenhague

MUNICH (ALEMANIA), 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo alemán de ingeniería Siemens, en colaboración con el artista multimedia Michael Pendry, ha instalado en las proximidades de Munich la mayor estrella navideña giratoria del mundo con el propósito de subrayar su apuesta por las energías renovables y la eficiencia energética en vísperas de la inauguración de la Conferencia sobre el Clima que se celebrará en Copenhague entre el 7 y el 18 de diciembre, ya que el conjunto de la instalación, visible a 30 kilómetros de distacia, consume lo mismo que un secador de pelo.

La "Superestrella", que corona una turbina eólica de 100 metros de altura y está compuesta por 9.000 diodos emisores de luz (LEDs), con una luminosidad equivalente a 20.000 velas de Navidad y un arco de luz que alcanza los 70 metros, prácticamente la anchura de un campo de fútbol, está situada en las proximidades del acceso Norte de la ciudad alemana de Munich y es visible a 30 kilómetros de distancia.

"La Superestrella de Siemens representa un proyecto tecnológico pionero y un importante símbolo de cara a la Conferencia Global sobre el Clima de Copenhague", afirmó el presidente y consejero de Siemens, Peter Löscher, quien subrayó que las innovaciones en el campo de la energía verde son "la luz que ilumina un futuro mejor".

En este sentido, la multinacional alemana destacó que el conjunto de la instalación apenas tiene un consumo de electricidad "similar al de un secador de pelo", lo que la convierte en un "símbolo de la energía verde y la sostenibilidad en vísperas de la Conferencia sobre el Clima de Copenhague".

En este sentido, el alcalde de Munich, Christian Ude, destacó que la ciudad cuenta con un nuevo "hito" de cara a las Navidades, especialmente cuando Munich pretende convertirse en 2025 en "la primera ciudad del mundo capaz de satisfacer todas sus necesidades de energía a través de fuentes renovables".