Frontier Economics propone cambiar la tarifa eléctrica para que se pague según los costes que se generan

Publicado 27/06/2019 13:05:24CET
Torre de distribución eléctrica
Torre de distribución eléctricaEUROPA PRESS - Archivo

Señala que el elevado término de potencia representa una barrera de entrada del vehículo eléctrico

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El mercado eléctrico español debería ir a un cambio en la estructura tarifaria en la que los consumidores paguen la electricidad de acuerdo con su contribución a los costes que generan en el uso, según el informe 'Peajes eléctricos, una barrera para la transición energética', elaborado por la consultora Frontier Economics.

En concreto, el estudio advierte que un sistema más eficiente debería reflejar tanto el pago por el uso y contribución a la congestión como el dimensionamiento de la red en el corto plazo, frente al actual de precio único de potencia contratada, que no refleja la congestión que el usuario causa a la red de distribución.

"La realidad ha cambiado, los peajes son los mismos y esos peajes necesitan cambiar para la transición energética", señaló Fernando Barrera, director del estudio, argumentando que la estructura de tarifas actuales representa una barrera y hace inviable esa transición.

Así, apuntó que esa arquitectura de tarifa con un término fijo "más bien alto", sin discriminación horaria y con pocos periodos horarios es el reflejo de unos peajes que "respondían a la realidad que existían en 2014".

"Pero cuando entramos en el mundo de la transición, caracterizado por tecnologías nuevas, la potencia contratada se convierte "en una barrera para la transición y para el uso de la red", dijo el economista, quien apostó por que se vea reflejado "más el coste marginal a corto plazo, reflejar el uso y los costes de la congestión". "Dar mayor peso al componente energía que al componente potencia", añadió al respecto.

De esta manera, Frontier Economics considera que esta estructura tarifaria actual, basada en un elevado término de potencia, representa un obstáculo a la entrada del vehículo eléctrico y constata que existe una discriminación entre los usuarios que gozan de plaza de garaje en su vivienda y los que tienen que utilizar una externa para recargar, aún en los casos en que los costes que generan son iguales.

LIMITA EL AUTOCONSUMO.

Además, el estudio reitera que, con la tarifa actual, los usuarios no pueden aprovechar la flexibilidad en el uso de la energía y se constata que el autoconsumo se encuentra "muy limitado".

Asimismo, cree que, en las condiciones actuales, se incumplen los principios tarifarios de 2014 y los del nuevo reglamento europeo sobre los peajes y sostiene que las tarifas que requieren una revisión más urgente son las aplicadas a los contratos de baja tensión.

En opinión de la consultora, las tarifas de ahora no permiten poner en valor estas nuevas tecnologías que han entrado en la transición energética y supone una pérdida de eficiencia que obstaculiza la descarbonización de la economía española.

DISCRIMINACIÓN HORARIA.

Por ello, propone la introducción de la discriminación horaria en la potencia contratada por los clientes, con el objetivo de concienciar sobre las horas en que es más económico utilizar la red, así como permitir a los consumidores rebasar la potencia contratada en determinados momentos abonando por ello una tarifa muy reducida por el bajo coste que generan.

También considera que una descarbonización eficiente exige una modificación de tarifas y señala que "con la adopción de una tarifa primordialmente orientada a la potencia media utilizada sería posible cumplir con los objetivos de política energética y tener unas tarifas de acceso eficiente que correspondan al nuevo contexto del sector".

Contador

Para leer más