Botín afirma que Santander trabaja para que los clientes de Popular "reciban el mejor servicio"

Publicado 12/04/2019 14:44:34CET

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha asegurado que el banco trabaja para que los clientes de Banco Popular reciban "el mejor servicio" y ha reafirmado que la integración tecnológica, la última fase del proceso, finalizará el próximo mes de julio.

Durante la junta general que ha celebrado el banco en Santander, varios accionistas se han interesado por el proceso de integración de Banco Popular en Santander tras su adquisición en junio de 2017.

La presidenta del banco ha asegurado que los clientes de Popular han tenido continuidad del servicio en todo momento y que cuentan con beneficios como el acceso a una red de cajeros "mucho mayor" y a una "amplia gama" de productos y servicios.

Sobre la integración, ha reiterado que, según lo previsto, todas las oficinas estarán integradas en julio de 2019, pues hasta la fecha se han integrado los servicios centrales y la red de oficinas de Cantabria, Asturias, Galicia y País Vasco.

Asimismo, algunos accionistas han reprochado la gestión que la entidad está llevando a cabo en cuanto al "goteo diario" de sentencias condenatorias, que creen que constituyen una ruptura en la confianza de la actividad y que afectan a la credibilidad del negocio.

Según ha explicado, fue la Junta Única de Resolución (JUR) la que acordó la resolución de Popular, tras lo que Santander realizó una oferta "siguiendo estrictamente un proceso tutelado por las autoridades". "Lo importante es que seguimos haciendo que los clientes de Popular reciban el mejor servicio", ha destacado Botín.

En cuanto a los litigios por cláusulas suelo, la directiva ha recordado que solo afectan a Santander desde la adquisición de Popular, para lo que ha establecido un mecanismo que dé solución a este aspecto. Según ha recordado, Santander eliminó en enero de 2016 las cláusulas suelo en sus préstamos y desde 2013 no los incluía en los nuevos, aunque Botín sigue pensando que estas cláusulas "son legales y se comercializaron con transparencia".

La presidenta del Santander no ha dado ningún detalle durante la junta del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad por la integración de Popular y que podría afectar a 3.000 empleados por el cierre de más de 1.000 sucursales, aunque está previsto que las negociaciones comiencen en las próximas semanas.