Actualizado 17/04/2012 23:08 CET

Economía.- (Amp) El Banco de España exige a algunas entidades medidas adicionales para cumplir la norma de saneamiento

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha exigido a algunas entidades financieras medidas adicionales y de contingencia para asegurar el cumplimiento de la norma de saneamiento aprobada por el Gobierno con el fin de afrontar el riesgo vinculado al 'ladrillo'.

El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha anunciado que intensificará la vigilancia del cumplimiento de los planes presentados y exigirá dichas medidas para corregir desviaciones y asegurar el cumplimiento en la fecha prevista.

Según ha indicado, en algunos casos, el cumplimiento de las nuevas obligaciones de saneamiento y recapitalización está previsto "de manera más ajustada, pero con razonables posibilidades de poder afrontarse".

El instituto emisor especifica que la mayor parte de las entidades ha realizado ya el saneamiento derivado del real decreto ley o lo realizará sin grandes dificultades merced a su sólida situación de solvencia y rentabilidad.

Como excepción, estas entidades tendrán de plazo doce meses desde la autorización de la fusión para cubrir las nuevas exigencias, que han de cubrirse a lo largo del ejercicio 2012.

SANEAMIENTO POR 53.842 MILLONES.

En conjunto, las entidades han comunicado unas necesidades adicionales de provisiones por importe de 29.077 millones de euros, y unas mayores exigencias de capital principal de 15.573 millones, después de los saneamientos extraordinarios por 9.192 millones y efectuados anticipadamente al cierre de 2011.

Así la cifra de saneamiento global se eleva a 53.842 millones de euros, según la información del Banco de España, cuya comisión ejecutiva ha concluido hoy el proceso de aprobación formal de los planes de saneamiento que las entidades presentaron antes del 31 de marzo para cumplir con la norma del Gobierno.

ALGUNAS ENTIDADES, EN 'NUMEROS ROJOS' EN 2012.

La cifra global de nuevas provisiones será parcialmente cubierta mediante el uso de 3.917 millones de provisiones genéricas y el resto del saneamiento se realizará con cargo a la cuenta de resultados, lo que se traducirá en una reducción de beneficios y hará que algunas entidades registren pérdidas en 2012, ha advertido el organismo

"Este último hito en el proceso de reforma financiera iniciado en 2009 supone un paso muy importante y un esfuerzo añadido para las entidades españolas, que experimentarán en las cuentas su impacto", sostiene.

Los planes presentados también muestran que todas las entidades pueden cumplir con los requerimientos de capital principal en la fecha prevista mediante las aportaciones estimadas en unos 12.500 millones y por retención de resultados.