Actualizado 08/07/2015 02:33 CET

Economía/Finanzas.- Guindos confía en la venta de Bankia para recuperar parte del capital invertido en ayudas

Luis de Guindos
EUROPA PRESS

Cifra en 14.000 millones el ahorro en intereses de la deuda como consecuencia de la reestructuración financiera

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Economía, Luis de Guindos, confía en que la venta de Bankia permita recuperar al Estado parte del capital invertido en ayudas a la banca durante el proceso de reestructuración que se ha llevado a cabo en el sector.

"Bankia, que es un entidad muy saneada y muy bien gestionada, es el activo fundamental que tenemos para incrementar los recursos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en los próximos trimestres", ha señalado el ministro en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press.

De Guindos, que ha señalado que el Estado tiene que poner "todo el esfuerzo para recuperar lo máximo posible" con esta venta, ha apuntado que hace doce meses nadie pensaba que se pudieran obtener 1.300 millones de euros por un 7,5% de Bankia. El 60% de la entidad, que recibió ayudas por 20.000 millones de euros, todavía está en manos del FROB.

EVITAR EL RESCATE COMPLETO DE ESPAÑA

El titular de Economía ha manifestado que el factor "fundamental" que evitó que España tuviera que someterse a un rescate completo fue la reestructuración del sector financiero, que esta semana ha cumplido otro de sus hitos: la venta de Catalunya Banc (CX).

"Sin un sistema bancario que se perciba como solvente es imposible que se cree empleo y se genere recuperación. Eso nos pasaba en 2012. España, por desgracia, actuó sobre el sector bancario tarde. Otros países lo hicieron en 2008. Eso ha incrementado el coste y que las actuaciones hayan tenido que ser más dolorosas", ha indicado.

De Guindos ha defendido el saneamiento y venta de las entidades dañadas por encima de la liquidación, una solución "cara y costosa", a su juicio. A día de hoy, tan solo Bankia y BMN están en manos del Estado.

Según ha explicado, en el año 2012 era "imposible" que los bancos españoles se financiaran fuera, debido a la percepción de "incertidumbre y volatilidad" que generaba la economía española a causa de la situación de una parte del sector financiero que afectaba al conjunto.

"Por eso se llevó a cabo un proceso de reestructuración en el que tuvimos que inyectar capital, aparte de que los bancos tuvieron que hacer provisiones", ha destacado.

En este punto, el ministro ha subrayado que los españoles han conseguido ahorrarse cerca de 14.000 millones de euros de intereses de la deuda como consecuencia de la reestructuración bancaria y la normalización de las condiciones.

Para leer más