La mitad de los gestores europeos espera caídas en las Bolsas europeas en el próximo año

Archivo - Monedas, moneda, billete, billetes,euro ,euros, capital, efectivo, metálico, riqueza
Archivo - Monedas, moneda, billete, billetes,euro ,euros, capital, efectivo, metálico, riqueza - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: martes, 19 julio 2022 13:05

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 49% de los gestores de fondos europeos encuestados por Bank of America espera caídas en las Bolsas europeas en los próximos doce meses, en tanto que más del 90% considera que los beneficios por acción (EPS, por sus siglas en inglés) disminuirán a medida que se ralentiza el crecimiento y aumenta la presión sobre los márgenes empresariales.

El 35% de los encuestados considera que el mayor riesgo para las carteras es no tener suficientes refugios defensivos, en tanto que el 24% están preocupados por perderse un 'rally' alcista en las Bolsas tras reducir su exposición a la renta variable.

Los valores cíclicos seguirán teniendo un peor comportamiento que los defensivos, según el 45% de los gestores europeos, al mismo tiempo que el 76% considera que las acciones de alta calidad tendrán un mejor resultado que las de baja.

El optimismo respecto a los bancos se ha enfriado y solo el 6% está sobreponderado en el sector, desde el 39% del mes pasado. Los valores sanitarios son ahora los más sobreponderados, señalados por el 41%, seguido por los energéticos, con el 25%.

Respecto a las previsiones macroeconómicas, el 79% de los encuestados cree que la economía global se debilitará en los próximos doce meses, la proporción más alta desde que se hace la encuesta, en tanto que la previsión es aún peor para Europa, con un 88% que espera una desaceleración desde el 77% del mes pasado.

De hecho, el 86% de los encuestados espera una recesión en el Viejo Continente en el próximo año, una subida significativa desde el 54% de junio. Por el contrario, el 37% confía en que la economía china se fortalezca en ese periodo.

El principal tema macroeconómico será la destrucción de demanda, señalada por el 69% de los encuestados, mientras que el 12% apunta a las dificultades en la cadena de suministro.