Publicado 14/03/2014 18:33CET

(Amp) Lagares propone subidas del tipo reducido del IVA al general, salvo en vivienda, turismo y transporte

Abogan por eliminar algunas exenciones de IVA y ven "muy negativa" una subida de los tipos superreducidos

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comisión de expertos para la reforma del sistema tributario español propone la tributación al tipo general del IVA de bienes y servicios actualmente incluidos en el tipo reducido, salvo excepciones como la vivienda, servicios turísticos y transporte público.

Durante la presentación del documento, el presidente de la comisión de expertos, Manuel Lagares, ha indicado que estos cambios podrían incrementar la recaudación por este impuesto entre 5.000 y 6.000 millones de euros.

Al analizar este impuesto, los expertos han centrado sus esfuerzos en los bienes y servicios sujetos actualmente al tipo reducido, "al objeto de proponer su tributación al tipo general, pero planteando ciertas excepciones motivadas por claras razones de política económica", señala el informe, difundido por 'El País' en su 'web'.

La primera de las excepciones es la del IVA sobre la vivienda, cuya sujeción al tipo general no se considera adecuada "debido a las dificultades que introduciría en el proceso de liquidación del significativo 'stock' de viviendas nuevas sin vender que existe actualmente en España".

Elevar el tipo de IVA supondría además "incrementar el peso de la imposición sobre las transacciones inmobiliarias, lo que se considera menos eficiente que la opción de gravar periódicamente su valor patrimonial", señala.

Sobre los servicios turísticos, la comisión tampoco considera adecuada su tributación al tipo general, "pues perjudicaría gravemente la competitividad de este sector, ya que los principales países competidores de España siguen manteniendo un tipo reducido para el gravamen de las actividades turísticas".

La comisión "solo propondría" el incremento del tipo aplicable al turismo combinándolo con una reducción significativa de las cotizaciones sociales, "lo que podría resultar muy beneficiosa para este sector, pues es fuertemente intensivo en mano de obra".

La última excepción se refiere a los servicios de transporte público, y en ella la comisión advierte del "impacto sobre la oferta de trabajo" asociado a una aplicación del tipo general.

NO DESEABLE TOCAR LOS TIPOS SUPERREDUCIDOS.

En cuanto a los tipos superreducidos, los expertos recuerdan que se aplican en el caso español esencialmente a bienes de primera necesidad, y en particular a alimentos, por lo que "su incremento afectaría muy negativamente a los segmentos de población económicamente más vulnerables".

"Desde luego la Comisión considera deseable plantearse, como objetivo a medio plazo, mover los bienes y servicios sometidos a los tipos reducidos y superreducidos hacia el tipo general, pero considera que el incremento de los tipos superreducidos, aplicables a esos bienes de primera necesidad, no resulta deseable salvo que al mismo tiempo se pudieran articular mecanismos de compensación a través de prestaciones a las rentas más bajas", indica.

En cuanto a las exenciones al IVA, señala que el margen de maniobra es "muy reducido", dado que la mayoría de ellas vienen impuestas por la normativa comunitaria. En todo caso, la Comisión propone la eliminación de varias de esas exenciones y anima al Estado español a solicitar a la Unión Europea la modificación de las que no se encuentren adecuadamente justificadas.

La reforma que propone la comisión para el IVA se completa con la eliminación en este impuesto del régimen especial de recargo de equivalencia y una "importante restricción en la utilización del régimen simplificado de estimación de bases, manteniéndolo exclusivamente para los sujetos pasivos con cifra de negocios muy reducida, al objetivo de eliminar las actuales bolsas de fraude que se generan por estos regímenes objetivos".