Economía/Bolsa.- El mercado castiga a los bancos, ante la falta de confianza por la crisis hipotecaria

Actualizado 07/09/2007 20:13:52 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los bancos lideraron hoy los recortes del Ibex 35, junto al sector de la construcción, como consecuencia de la falta de confianza de los inversores motivada por la crisis hipotecaria de Estados Unidos, según los analistas consultados por Europa Press.

En concreto, los recortes los lideró Bankinter, que también encabezó los descensos del Ibex 35, con una caída del 6,14%, seguido de Banesto (-3,51%), Banco Popular (-3,37%), Banco Santander (-2,87%), Banco Sabadell (-2,84%) y BBVA (-2,44%).

El analista de Inversis Banco David Navarro explicó a Europa Press que aunque el mercado aún no tiene claro a quién afecta exactamente la crisis de las hipotecas 'suprime', sabe que los bancos pueden ser uno de los sectores más perjudicados a pesar de que las entidades ya han aclarado que su exposición a al riesgo de las 'hipotecas basura' es mínimo.

A su juicio, el recorte registrado por las entidades se debe fundamentalmente a una "perdida de confianza", que se ceba principalmente con los más pequeños o con los que presenten una mayor riesgo para "capear" el temporal.

En el caso concreto de Bankinter, este experto explica que se ha visto más perjudicado porque sus acciones eran unas de las más caras. Los inversores compraron títulos de este banco para "aprovecharse de una posible OPA", pero con la falta de confianza que ha generado esta situación, al inversor ya no le resulta rentable pagar un precio elevado por ellos.

No obstante, este experto destaca que todas las entidades han caído mucho ante la posibilidad de una crisis crediticia, de la que también se han visto dañadas en parte las constructoras, máxime, cuando el panorama para el próximo año "no está muy claro".

Sobre la posibilidad de que la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés en el 4% pudiera mitigar las turbulencias bursátiles, este experto señala que se trata de una cuestión al margen de la pérdida de confianza que se ha producido en la banca, y subrayó que "se va a necesitar tiempo" para que se pueda recuperar de nuevo la confianza en el sector, así como entre los los bancos para el préstamo de dinero.

EFECTO CONTRARIO.

En este sentido, Alicia Jiménez, analista de Selftrade, indica que la decisión del BCE puede contribuir a generar más preocupación, ya que en lugar de calmar la situación puede inducir a los inversores a pensar que realmente existe una crisis.

A su juicio, la volatilidad de los mercados y del sector de la banca va a continuar, como mínimo hasta que los bancos anuncien los resultados del tercer trimestre. Asimismo, vaticinó que las entidades pueden verse afectadas en los próximos dos años por la ralentización del crédito hipotecario, aunque no por la morosidad, ya que "está controlada".