Actualizado 20/08/2007 19:02 CET

Economía/Finanzas.- La crisis de los mercados provoca una rotación hacia activos de renta fija, según Norbolsa

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La volatilidad que viven los mercados a causa de la crisis hipotecaria de Estados Unidos ha provocado una rotación de las inversiones hacia la renta fija "de calidad", según expertos de Norbolsa consultados por Europa Press.

A su juicio, los inversores intentan evitar los activos de mayor riesgo, --sobre todo mercados emergentes, bolsa y deuda corporativa-- y se decantan por la "liquidez y los activos de renta fija de calidad, principalmente bonos del tesoro".

Estos productos se caracterizan en estos momentos por su atractiva retribución y menores riesgos, ya que los intereses percibidos son independientes de los resultados de la entidad emisora.

Sin embargo, los expertos consultados comentaron que la renta variable todavía ofrece buenas oportunidades, aunque recomendaron a los inversores ser precavidos con algunos sectores, como el bancario, y precisaron que las aseguradoras tienen menos riesgos.

En este sentido, indicaron que todavía no han salido a la luz todos los problemas que puede haber en los balances de algunas entidades, sobre todo bancos de inversión, y por ello recomiendan ser "un poco más cautos a corto plazo" con este sector.

Frente a ello, su apuesta es por sectores "más defensivos", como Telecomunicaciones, en cuyo marco destaca Telefónica, un valor que consideran "adecuado" en un momento de volatilidad del mercado como el actual. También se decantaron por las firmas eléctricas, o, a nivel europeo, por valores del sector de alimentación, como Nestlé.

VOLVER A VALORAR EL RIESGO.

Los analistas de Norbolsa consideran que esta crisis permitirá que se vuelvan a valorar los riesgos en su justa medida, algo que no se hacía hasta ahora, lo que, a su juicio "es positivo a la larga", sobre todo teniendo en cuenta que estamos en un contexto "macroeconómico y empresarial bueno".

"Se han utilizado instrumentos de inversión excesivamente apalancados y no ha resultado fácil medir el riesgo que implicaban", explicaron. "Se ha diversificado mucho el riesgo fuera de los balances de los bancos, no se sabía muy bien quién estaba soportando esos riesgos y por ello ha habido una crisis de confianza", sentenciaron.

La renta fija --depósitos, letras del tesoro y pagarés-- está garantizando retribuciones superiores al 4%, lo que ha propiciado un trasvase de dinero hacia estos productos.

Así, más de 46.000 millones de euros han entrado en estos productos en el primer semestre del año, con una media de 266 millones al día, cifras que duplican lo captado en el mismo periodo de 2006, según publica hoy el diario 'Expansión'.