Actualizado 09/03/2009 13:20 CET

Economía/Fiscal.- Hacienda desmantela dos tramas de fraude en el IVA con un importe defraudado de 300 millones

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Tributaria desmanteló entre junio de 2008 y enero de este año dos tramas de fraude de IVA en el sector de componentes electrónicos por un importe total defraudado de alrededor de 300 millones de euros, según informó hoy en un comunicado.

En las operaciones se embargaron más de 250 inmuebles y se bloquearon las cuentas corrientes utilizadas para las transferencias internacionales. Como última actuación de investigación en el caso, y por orden del juez, se realizó el pasado mes de enero un registro en la sede de una importante empresa distribuidora de material electrónico radicada en Holanda.

Esta sociedad había facturado 1.200 millones de euros en los últimos 10 años, en su mayor parte dirigidos a España a sociedades interpuestas, conocidas como 'truchas', que distribuían sin IVA la mercancía. En total, el importe defraudado en España es de unos 140 millones de euros, mientras que el fraude en diferentes países europeos asciende a otros 160 millones de euros.

En el curso del registro judicial se intervino abundante documentación que actualmente está siendo investigada por el servicio de la Policía Fiscal Holandesa (FIOD). Este registro constituye un primer paso para extender la responsabilidad penal a aquellos proveedores radicados en países miembros de la Unión Europea que favorecen y fomentan la continuación de estos fraudes. Para ello, la Agencia Tributaria ha contado con la colaboración de otras agencias europeas.

Previamente a esta intervención, se realizaron las operaciones Azahar y Basile en la semana del 23 al 27 de junio del ejercicio pasado, que fueron la culminación de investigaciones desarrolladas a lo largo de año y medio por la Agencia Tributaria. En ellas, participaron efectivos del Área de Inspección Financiera y Tributaria junto con efectivos de Vigilancia Aduanera.

La Agencia Tributaria analizó informaciones procedentes de diversas fuentes y, en particular, las derivadas del convenio de colaboración firmado por la Agencia Tributaria y el Comité Nacional de BSA (Business SoftwareAssociation).

DOS OPERACIONES MÁS.

En la operación Azahar se desarticuló una trama que se lucraba con dos técnicas de fraude del IVA conocidas como "fraude carrusel" y "fraude de abaratamiento". La primera consistía en fingir adquisiciones intracomunitarias de bienes y software que, tras pasar por dos sociedades de la organización, volvían a salir de España solicitando en ese momento a Hacienda la devolución o compensación de las cuotas de IVA que nadie ingresó.

La organización era controlada por un grupo familiar que siguiendo este procedimiento habría defraudado alrededor de 40 millones de euros en 2007 y 2008.

En el esquema utilizado participaban sociedades portuguesas y súbditos rumanos con antecedentes penales. Se da el caso de que la Agencia Tributaria venía siguiendo la pista de esta organización desde hacía años, ya que sobre ella pendían denuncias por delitos fiscales desde el año 2002. En las actuaciones, que se desarrollaron en Madrid, se practicaron nueve registros, precintándose la empresa causante principal de la defraudación.

Por lo que se refiere a las medidas adoptadas sobre los patrimonios de los presuntos responsables, tendentes al resarcimiento del perjuicio ocasionado, debe destacarse que el Juzgado ha ordenado, a instancia de la investigación, la prohibición de enajenar nueve inmuebles, así como el bloqueo de las cuentas corrientes.

Por su parte, en la operación Basile, la organización detectada es considerada como una de las más activas en el mundo del fraude organizado en el sector de la electrónica. Estaba controlada por una persona que permanecía oculta a las autoridades desde que fuera imputado en otras diligencias abiertas en Toledo por hechos similares a los actuales.

La organización había desarrollado un complejo entramado de personas que actuaban como testaferros y en funciones auxiliares dependiendo del jefe de la organización. Disponían de sociedades en el extranjero, tanto para dar cauce a la defraudación y cerrar carruseles de IVA, como para blanquear el dinero obtenido.

OPERACIÓN EN VARIAS COMUNIDADES.

El operativo tuvo lugar en varias fases, principalmente en Madrid pero también en Cataluña, Andalucía, Canarias y Castilla La Mancha, y se saldó con la desarticulación de la organización, y el registro de 28 locales y domicilios desde los que operaban. Las cuotas tributarias de IVA que se estima habría defraudado la organización ascienden a más de 100 millones de euros en los últimos cuatro años.

Por otro lado, y desde el punto de vista de la recuperación de las cuotas defraudadas al fisco, las investigaciones sobre la red de testaferros y sociedades interpuestas de la organización, que contaba además con los servicios de un despacho de abogados, han permitido detectar y embargar más de 250 inmuebles valorados en alrededor de diez millones de euros.

Además, las cuentas corrientes con las que se realizaban las transferencias internacionales en importes millonarios quedaron bloqueadas por orden judicial.

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno propone limitar a 6 personas las reuniones en Navidad y toque de queda a la 1.00 en Nochebuena y Nochevieja

  2. 2

    La teniente coronel Silvia Gil, primera mujer que dirigirá una Comandancia de la Guardia Civil al asumir la de Teruel

  3. 3

    La agonía de un explorador polar, contada por una mancha en su diario

  4. 4

    Rocío Flores se apunta a la tendencia beauty más arriesgada

  5. 5

    PharmaMar lanza un nuevo test PCR que permite detectar y diferenciar el Covid de la gripe