Publicado 13/05/2022 13:09

CEOE insta a evitar que los aumentos de los precios y salarios se retroalimenten entre sí

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. - Gustavo Valiente - Europa Press

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha insistido en que resulta "especialmente relevante" evitar un escenario en el que los aumentos de los precios y salarios se retroalimenten entre sí, para no producir efectos de segunda ronda que lleven a una espiral inflacionista.

Durante los próximos meses, la CEOE ha advertido a través de un comunicado de que la inflación se verá muy condicionada por la evolución y duración del conflicto entre Rusia y Ucrania y las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea a Rusia, que pueden tener repercusiones significativas sobre el precio de algunas materias primas, entre otras, gas, petróleo, cereales o aceites.

A esto se unen otros factores que ya estaban impulsando la inflación, como los efectos base provocados por la pandemia, las dificultades de aprovisionamiento o el intenso crecimiento de los precios de algunos bienes intermedios. "Todo ello, mantendrá elevada la inflación en el corto plazo, si bien ya comienza a observarse una moderación en sus tasas de crecimiento", apunta la patronal.

"PÉRDIDA DE COMPETITIVIDAD" FRENTE A EUROPA

Tras conocer el dato del Índice de Precios al Consumo (IPC) de abril, que bajó un punto y medio hasta el 8,3%, la patronal ha puesto en foco en la inflación subyacente, que por el contrario aumenta un punto, situando su tasa de variación en el 4,4% interanual en marzo, casi 4 puntos por debajo del IPC general.

Según CEOE, esto estaría reflejando el esfuerzo del tejido productivo, en una situación todavía muy delicada para muchos sectores, para no repercutir todo el aumento de costes en sus precios finales de bienes y servicios. "No obstante, preocupa la evolución ascendente que viene registrando este componente", ha alertado.

En términos de comparación con Europa, el IPCA en abril alcanzó una tasa del 8,3%, mientras que en la Unión Monetaria esta tasa se situó en el 7,5%, lo que supone "una pérdida de competitividad relativa que no debiera agravarse con nuevos aumentos sobrevenidos de costes de ningún tipo", según la CEOE.

Contador

Más información