Economía.-El Gobierno cree que no reducir el déficit al 4,4% en 2012 no supondría incumplir el Pacto de Estabilidad

Actualizado 29/02/2012 21:43:44 CET

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español considera que no alcanzar el objetivo de reducción del déficit del 4,4% marcado para 2012 no supondría un incumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), según informaron fuentes del Gobierno.

El ejecutivo español incide en que no se saldrá de los margenes marcados por el Pacto, que exige que el déficit público debe ser inferior al 3% del PIB en 2013, y de las recomendaciones realizadas por las autoridades europeas, y asegura que adoptará las decisiones necesarias para que se cumplan esas exigencias.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció este lunes que las administraciones públicas cerraron 2011 con un déficit de 91.344 millones de euros, el equivalente al 8,51% del PIB (frente al 6% previsto por el Gobierno socialista), lo que supondría llevar a cabo un ajuste de alrededor de 40.000 millones de euros para cumplir con el objetivo marcado del 4,4% para este año.

El Gobierno señala que en las próximas semanas irá cumpliendo etapas, lo que implica en primer lugar la elaboración del techo de gasto y los objetivos de estabilidad prespuestaria y, posteriormente, presentar los Presupuesto Generales del Estado para 2012 en el Consejo de Ministros del 30 de marzo, un proyecto que el Ejecutivo elaborará con el objetivo de que se cumpla en su totalidad.

A continuación, España deberá presentar antes del 30 de abril su programa nacional de estabilidad y su programa nacional de reformas, que la Comisión Europea evaluará en el mes de mayo para decidir si está dentro de la senda marcada por el PEC, con el objetivo de que sus conclusiones sean aprobadas a lo largo del mes de junio.

El Gobierno tiene que explicar ante Bruselas cuál ha sido el motivo de la desviación del objetivo de déficit marcado para 2011 y su reacción inmediata para corregirlo, así como las nuevas reformas y actuaciones que se van a adoptar. Asimismo, el programa que presentará el Gobierno también dependerá de la situación de la eurozona y habrá que evaluar los acontecimientos que tengan lugar en las próximas semanas.

De hecho, el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, ha rechazado este miércoles discutir la posibilidad de suavizar el objetivo para España hasta que el nuevo Gobierno haya explicado en detalle los motivos del desvío de 2,5 puntos en 2011 y haya presentado los presupuestos de 2012, como ya había incidido el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn.

El anterior gobierno socialista de Jose Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a reducir el déficit hasta el 6% en 2011 y al 4,4% en 2012, con lo que sí hubiera incumplido su compromiso al haberse situado el déficit en 2011 en el 8,51%.

CONSEJO EUROPEO DE PRIMAVERA.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asiste este jueves y viernes en Bruselas al Consejo Europeo de primavera donde expondrá su posición sobre las reformas que se deben adoptar en el seno de Europa y defenderá las numerosos reformas llevadas a cabo en los últimos meses en España.

Según el borrador de las conclusiones de la cumbre al que tuvo acceso Europa Press, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete pedirán a los países rescatados (Grecia, Irlanda, Portugal) y a los sometidos a presión por parte de los mercados (España e Italia) que cumplan los objetivos pactados de reducción del déficit público. "Los países sujetos a un programa de asistencia o al escrutinio de los mercados deben ceñirse a los objetivos acordados", resalta el texto.

Los líderes europeos discutirán durante el Consejo Europeo los ajustes y las reformas que los Estados miembros deben incluir en sus presupuestos para el año que viene. "La consolidación fiscal es una condición esencial para volver a un mayor crecimiento y empleo, remarca el borrador.

La Comisión Europea rebajó hace una semana la previsión de crecimiento para España en 2012 y espera ahora que la economía española se contraiga un 1% este año, frente la anterior previsión de incremento del PIB del 0,7%, con la que se elabaró el anterior programa de estabilidad.