RSC.- Ibercaja participa en el proyecto de la planta de biodiesel más grande de España ubicada en La Rioja

Actualizado 02/02/2007 20:20:03 CET

El proyecto cuenta con una inversión de 70 millones de euros y producirá 250.000 toneladas de biodiesel anuales

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La planta de biodiesel más grande de España ha empezado hoy a andar en Calahorra (La Rioja) con la colocación de la primera piedra del complejo. El proyecto, impulsado por Iniciativas Bioenergéticas, supone una inversión de 70 millones de euros y en ella han unido sus esfuerzos Ibercaja y varios empresarios riojanos. La planta se construirá entre los polígonos de Riofondo y Tejerías, y producirá 250.000 toneladas de biodiesel anuales.

El acto ha contado con la presencia del presidente de La Rioja, Pedro Sanz; el alcalde de Calahorra, Javier Pagola; el presidente de Ibercaja, Amado Franco; y el director general adjunto de la misma entidad y presidente de Iniciativas Bioenergéticas, Fernando Galdámez, así como con los empresarios riojanos que participan en la empresa.

Con este acto, se da inicio a un proyecto de gran envergadura y que supondrá un importante impulso a la generación de riqueza de la región. En este sentido, las autoridades presentes han señalado la importancia de este tipo de energías renovables, no contaminantes, que producen biodiesel a partir de aceites vegetales. Una apuesta que se presentan como una alternativa industrial para el sector agrario que permitirá su desarrollo y el de toda la región.

En Iniciativas Bioenergéticas participa la compañía Rioja Nueva Economía, empresa de desarrollo regional de La Rioja en la que participa Ibercaja, con un 42 por ciento, y varios empresarios riojanos; Prointec Concesiones y Servicios SL, empresa de ingeniería independiente que se ha encargado de la elaboración del proyecto y la dirección de obras, así como otros inversores locales.

La nueva planta está ubicada en una parcela de 180.000 metros cuadrados entre los polígonos de Riofondo y Tejerías, siendo la superficie ocupada por la misma de 60.000 metros cuadrados, sin tener en cuenta el posible futuro apartadero para recepción de materias primas y expedición de productos terminados por ferrocarril.

Una vez en marcha, la planta se sumará a las ocho ya existentes en España y generará un total de 250.000 toneladas de biodiesel al año, a un ritmo de 31,25 toneladas por hora, trabajando 8.000 horas en continuo. La materia prima serán aceites vegetales.

Los subproductos que se generarán serán glicerina y gomas, ambos con posterior utilización en la industria de la fabricación de productos químicos básicos o biomasa y a la fabricación de piensos animales, respectivamente.

Se trata de un tipo de energía muy valioso en la actualidad, dado los compromisos adquiridos por España en la firma del protocolo de Kyoto, que le obligan a reducir el número de emisiones de CO2 para evitar el efecto invernadero.

UNA INVERSIÓN CON FUTURO

La construcción de esta nueva planta biodiesel en Calahorra generará más de 100 puestos de trabajo directos e indirectos en la zona. Asimismo, la planta ayudará a incrementar la producción en España de este sustitutivo del gasóleo, que reduce en un 80 por ciento las emisiones de anhídrido carbónico y del que más del 60 por ciento se destina a la exportación.

Este tipo de combustible biodegradable puede emplearse, además, en cualquier motor diesel convencional sin necesidad de introducir cambios en el mismo y prolongando su vida útil. En este sentido, las plantas de producción biodiesel se convertirán en un futuro próximo en una de las principales fuentes de producción de energía limpia del planeta.

La tecnología seleccionada para el proceso es 'GEA WESTFALIA', que se engloba en las naves de desgomado y transesterificación. En la primera, se preparan las materias primas, aceites vegetales; y en la segunda tiene lugar el proceso en el que la glicerina presente en el aceite se sustituye por metanol, dando lugar a un ácido graso de éster metílico, denominación química del biodiesel, quedando la glicerina como un subproducto.

Para el seguro y correcto funcionamiento de la planta, ésta cuenta con todos los suministros auxiliares precisos e infraestructuras, como el edificio de la calderas, torres de refrigeración, zonas de bombeo para recepción de materias primas y expedición de productos, zonas de almacenamiento para materias primas, producto terminado, subproductos y reactivos, estación depuradora de aguas residuales, edificio de oficinas-laboratorio-taller-control y parking para vehículos y camiones.

La planta cumple con todas las exigencias y requerimientos medioambientales y en su diseño se ha tenido en cuenta de forma prioritaria la seguridad. Será construida por Isolux Corsan en un periodo de 20 meses.